Publicado el 1731Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fgatos-y-perros-ayudan-a-dormirGatos+y+perros+ayudan+a+dormir2016-12-24+12%3A29%3A20FUMIGACIONES+CANARIAShttp%3A%2F%2Fwww.floresalud.es%2Fwordpress%2F%3Fp%3D1731

Gatos y perros ayudan a dormir

Perro y gato
Gatos y perros ayudan a dormir mejor.
Compartir colchón con el peludo amigo ayuda a descansar y a sentirse menos solo y más feliz.

¿Con quién comparte usted la cama? No es una encuesta de una revista de moda, sino que la pregunta concierne a su perro o gato. Si duerme con su amigo de cuatro patas, sepa que no es el único: tres de cada cinco personas que tienen este tipo de animales en casa lo hacen, dicen los expertos. Y no solo eso. A pesar de que hay estudios que sugieren que esta práctica puede tener riesgos, quienes comparten colchón con su can o felino afirman dormir mejor, sentirse más felices y relajados. Este artículo revela las ventajas, y algunos problemas, de tener al gato o perro como compañero de cama.

¿Comparte cama con su gato o perro? ¡No es el único!
¿Duerme con su can o felino? Si la respuesta es sí, no es el único: seis de cada diez personas que comparten su vida con un amigo peludo lo hacen. Esta es la conclusión del estudio reciente ‘¿Son perros y gatos en el dormitorio un problema?’ (Are pets in the bedroom a problem?), realizado en el Centro de la Medicina del Sueño de California (EE.UU.).
Muchas son las personas que duermen con sus canes o felinos, a pesar de los estudios que hace años sugerían que esto podía suponer algún problema. Una investigación de 2011 afirmó que compartir la cama con el perro podía implicar un mayor riesgo de padecer algunas enfermedades, entre ellas, una infección de parásitos. Tres años después, el Centro de la Medicina del Sueño insinuaba que dormir con el peludo compañero de vida podía llevar a más interrupciones del sueño y, en consecuencia, a un peor descanso.

Ventajas de dormir con el gato o perro
No obstante, un nuevo estudio realizado este año con 150 pacientes con problemas del sueño advierte lo contrario: ocho de cada diez personas que comparten la cama con un perro o gato afirman que sus compañeros peludos no interrumpen su descanso. La mayoría asegura que compartir sábanas con su amigo de cuatro patas les ayuda a dormir mejor, ya que se sienten más calientes, felices y relajados. Algunos incluso dicen que sus canes o felinos les ayudan a alejar la soledad. Solo el 20% de quienes duermen con sus animales confiesan que sus peludos amigos tienen un efecto negativo en su descanso.
“La investigación sugiere que perros y gatos pueden tener algunas claves para ayudarnos a optimizar el descanso y dormir mejor”, afirma la psiquiatra Lois Krahn, experta en enfermedades del sueño y coordinadora de esta investigación.

Los beneficios de dormir con animales no sorprenderán a quienes comparten edredón con sus compañeros peludos. “Para la mayoría de la gente, tener al perro o gato en la cama es reconfortante: hace compañía, da cariño y evita que nos sintamos solos o inseguros”, añade el psicólogo Stanley Coren.
Tamara García Cid, profesora de Comportamiento y Convivencia con Animales en la Universidad Autónoma de Madrid, tiene claro los beneficios que supone compartir cama con los peludos amigos. “Hay casos de niños que duermen mejor cerca de su amigo perro o gato, ya que su respiración les ayuda a descansar”, explica. Compartir la vida con un animal no solo les sirve a muchos pequeños para descansar mejor, además es una gran experiencia para ellos. “Querer, cuidar, dormir, acariciar y jugar con un animal implica una estimulación sensorial, mental, motora y emocional muy importante en el desarrollo infantil”, añade.
¿Duerme con su gato o perro? Es probable que sea mujer
Las posibilidades de que un can o felino comparta el colchón con su humano depende, no obstante, de la edad y sexo de la persona. La mayoría de quienes duermen con sus animales son mujeres entre 18 y 34 años. “Los estudios sugieren que tres de cada cinco mujeres en esta franja de edad aceptan de buen grado al perro en su cama”, agrega Coren. Una de ellas es Irene Álvarez, editora y amante de los mininos. “Dormir con tus gatos es una gozada”, dice Álvarez.
¿Y quiénes son los menos propensos a compartir colchón con su peludo compañero? Los hombres casados mayores de 45 años son los más reacios, dicen los investigadores. Aunque no todos ellos se resisten, pues dos de cada diez hombres de esta edad aceptan de buen grado a su can o felinos en la cama.

En la cama con mi perro ¡y mi gato!
Pero no todas son buenas noticias. Quienes duermen con perros y gatos tardan algo más en conciliar el sueño. “Las personas que comparten cama con su can o felino tardan unos cuatro minutos más en dormirse y, además, hay más probabilidades de que se levanten con la sensación de estar cansados”, dice el psicólogo Bradley Smith, que ha realizado una investigación sobre el impacto de perros y gatos en el sueño de más de 13.000 personas, publicada en la revista científica Anthrozoos.

Pero esos cuatro minutos de más “son, en efectos prácticos, no significativos”, afirma el psicólogo. Y no solo eso, pues quienes duermen con sus compañeros de cuatro patas, aunque afirman sentirse más cansados al levantarse, dicen estar menos cansados durante el resto del día que quienes no duermen con animales.
“Para mí, dormir con mi gata Tilly en los pies es uno de los pequeños placeres de la vida”, concluye el psicólogo Hal Herzog. “Después de leer mucho sobre el sueño y los animales mi conclusión es clara: si eso te hace feliz y también le hace feliz a tu gato o perro, ¡adelante!”, zanja.

Etiquetas: gatos convivencia, perros convivencia, salud

Fuente: Eroski Consumer

Publicado el 1725Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fplagas-en-el-hogarPlagas+en+el+hogar2016-12-05+16%3A21%3A30FUMIGACIONES+CANARIAShttp%3A%2F%2Fwww.floresalud.es%2Fwordpress%2F%3Fp%3D1725

Plagas en el hogar

Plagas en el hogar
La aparición de plagas en el hogar hace necesario recurrir a los servicios de alguna empresa de fumigación en Las Palmas. Aunque a veces puede parecer inofensivo encontrar algún que otro insecto dentro de nuestra vivienda, ese interesante descubrimiento puede estar ocultando una realidad aún peor: una verdadera plaga.

Por este motivo, es importante que al más mínimo indicio de la existencia de insectos en el hogar se llame a una empresa de fumigación en Las Palmas, profesionales homologados y registrados. Las plagas pueden llegar a tener efectos realmente nocivos contra las personas y mascotas que viven en la casa. No se debe jugar con las consecuencias para la salud que este tipo de problemas puede producir.

Las plagas más comunes suelen ser:
– Cucarachas. Seguramente has oído comentar a tus amigos y familiares en más de una ocasión que se han encontrado con cucarachas en su vivienda. No es de extrañar, ya que es una de las plagas más comunes que se suele dar. Debes estar pendiente, pues estos insectos son insalubres y portadores de bacterias que pueden conllevar enfermedades.
En las viviendas y establecimientos de alimentaria es muy común que se generen infestaciones de cucarachas Germánica, suelen proliferar en las cocinas y almacenes de víveres. Estos insectos son ciegos y se mueven en la oscuridad, si detectamos un número creciente de cucarachas. Nos veremos obligados a contar con la ayuda de profesionales que utilizan productos de control de plagas de uso profesional. Los productos de control de plagas profesionales ofrecen eficacia y garantía de éxito contra las plagas.
Cabe destacar, que las empresas de control de plagas como los productos que emplean en el control de animales dañinos no hacen milagros. Es muy importante la colaboración del cliente en el estado de limpieza habitual de la vivienda o local comercial.
– Hormigas. Aunque se podrían considerar más inofensivas que las cucarachas en términos de salud, su presencia, además de ser un importante incordio para la vida en el hogar, suele llevar aparejada pérdidas materiales. Estos insectos buscan las fuentes de comida, para hacer acopio de alimentos, destrozando todo aquello a lo que llegan a tener acceso, en el interior de las viviendas y locales comerciales, suelen ocasionar daños la hormigas Fantasma y hormiga Faraón. Son un verdadero problema cuando tenemos que esconder los alimentos ante su ataque.
– Pulgas y Garrapatas. Esta plaga es muy común cuando se comparte el espacio con mascotas. Su erradicación es difícil mediante métodos caseros y su propagación es realmente rápida. Por ello, es especialmente urgente llamar a un servicio de fumigación profesional para que acabe con la plaga antes de que se convierta en un verdadero problema para la salud.

Si has observado insectos en tu hogar, llámanos a Floresalud Control de Plagas Canarias. Somos profesionales especializados en luchar contra todo tipo de plagas.

¿Tiene problemas de plagas?

Consulta al profesional

Publicado el 1496Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fla-tierra-se-aproxima-a-su-extincionLa+Tierra+se+aproxima+a+su+extinci%C3%B3n2016-11-18+18%3A11%3A37FUMIGACIONES+CANARIAShttp%3A%2F%2Fwww.floresalud.es%2Fwordpress%2F%3Fp%3D1496

La Tierra se aproxima a su extinción

Calentamiento global
La Tierra se aproxima a su sexta extinción: nos quedan dos siglos
 
Durante décadas, distintas asociaciones, ONGs y expertos han tratado de avisarnos del cambio climático y de lo que este podría implicar. Los polos se están derritiendo, los animales se ven expulsados de sus hábitats y los humanos nos empeñamos en creer que todo esto no son más que cuentos. Llevamos años sin querer ver la realidad, quizás porque nos da demasiado miedo, porque esto implicaría tener que tomar medidas que nos harían prescindir de muchas de nuestras comodidades, o porque es más sencillo vivir ajenos al entorno que nos rodea.
Y ahora la realidad llega con fuerza para golpearnos en el rostro. Según un equipo de investigación del Instituto Woods de Stanford, en Estados Unidos, conjunto con la Universidad Autónoma de México, nos estamos acercando rápidamente a la sexta extinción. Para llegar a esta conclusión, han estudiado lo que se conoce como ‘la tasa de fondo’, que es la tasa de extinción de las distintas especies animales durante los últimos sesenta millones de años.

Lo que querían demostrar es que las tasas de extinción actuales están muy por encima de lo que se supone que es la tasa de fondo y, por desgracia para nosotros, lo han demostrado. Primeramente, lo que hicieron fue estimar la tasa actual de dos extinciones de especies de mamíferos por cada diez mil especies durante cien años; ahora mismo, es dos veces mayor que la tasa de fondo calculada al principio. Una vez hallado esto, pasaron a comprobar la tasa de extinción añadiendo a los mamíferos también los vertebrados; fue entonces cuando hallaron que la tasa de vertebrados del último siglo es incluso cien veces superior a la tasa de fondo.
Es decir, que las especies vertebradas están extinguiéndose hasta cien veces más rápido de lo que solían hacer, cuando las personas no interferíamos directamente en la naturaleza tal y como hacemos ahora. Nuestras emisiones de gases, nuestros desechos, nuestra deforestación… Todo eso está llevando a la naturaleza al límite, literalmente. Y los científicos no creen que pueda aguantar mucho más.

En este estudio en particular no han dicho una fecha específica en la que la vida de la Tierra llegaría a su fin, pero Stephen Hawking parece tenerlo muy claro: a nuestro mundo le quedan doscientos años. En una entrevista que el científico concedió al medio anglosajón Big Think, la única esperanza de nuestra especie es viajar al espacio y establecernos allí, porque nuestro planeta ya lo hemos devorado hasta prácticamente las entrañas. Ya no hay posibilidad de salvación: la vida en la Tierra se va a terminar. Y cuando esto ocurra, los humanos no seremos más que cualquier otra especie animal, a menos que aprovechemos nuestra tecnología y nos mudemos al espacio exterior.

Pese a que Hawking se considera un optimista, no es capaz de encontrar la esperanza si mira al futuro de la Tierra. Ya no solo por el cambio climático, sino también porque los seres humanos tendemos a luchar entre nosotros; teniendo en cuenta la tecnología de la que disponemos ahora mismo, esto podría ser fatal. Una guerra nuclear podría acabar también con toda la vida encima de la Tierra en un solo momento; no haría falta ningún meteorito.

Si algo se puede sacar en conclusión tanto de la investigación científica realizada como de las declaraciones de Stephen Hawking es que la Tierra se está acercando lentamente a la sexta extinción. O no tan lentamente. Esto no implicaría necesariamente el fin de la misma; ya hemos vivido cinco extinciones anteriormente, y la Tierra ha acabado por sanarse. Pero sí significa que todas las especies que ahora mismo poblamos este planeta, incluyendo la humana, desapareceremos para no dejar apenas rastro. Hasta que la siguiente especie “inteligente” nos descubra entre los restos, tal y como nosotros descubrimos a los dinosaurios.

Quizás lo peor de todo esto es que los científicos ya no nos piden que hagamos un esfuerzo, que cambiemos nuestros hábitos; no nos dicen que podremos remediarlo. Simplemente nos informan de una realidad. A ese punto hemos llegado ya. 

Fuente: MSN Tecnología, OXFAM Intermón