Publicado el 4721Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Ftermitas-tenerifeTermitas+Tenerife2019-02-21+15%3A16%3A14FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D4721

Termitas Tenerife

Una termita invasora muy destructiva afecta ya a tres municipios de Tenerife

A pesar de que la alarma se activó en 2017, hasta ahora no se ha empezado a actuar

Termitas Tenerife
Termitas de la especie ‘Reticulitermes flavipes’ detectadas en Tenerife. David MOra

Ana Valladares Castro enseña la caja de tranquilizantes que tiene en la cocina: “Estoy bajo vigilancia médica. Me han dado varios ataques de ansiedad y tengo la tensión por las nubes”. Por la noche oye el crepitar de la plaga de termitas invasoras que han tomado su casa en Tacoronte (Tenerife). Ya han llegado a otros dos municipios de la isla, a pesar de que la alarma se activó en 2017. Pero es ahora cuando se empieza a actuar.

Originaria de EE UU, la Reticulitermes flavipes es un tipo de termita invasora subterránea muy devastadora que se alimenta de la celulosa de maderas, plantas o libros. Puede destruir viviendas y su control y la reparación de daños cuesta anualmente millones de euros. Una decena de especies de insectos provoca pérdidas de 240.000 millones al año, según un estudio publicado en Nature Communications. .

Un vecino muestra los efectos de las termitas.
Un vecino muestra los efectos de las termitas. David MOra

Sus termiteros, que forman con barro y excrementos, tienen hasta un kilómetro de longitud, con colonias que pueden alcanzar millones de ejemplares. Ha llegado también a países como Francia o Italia y ciudades como París, pero en Tenerife, las altas temperaturas y la elevada humedad favorecen su actividad durante todo el año. “Pueden vivir a temperaturas que van de los cuatro grados centígrados a los 35, lo cual abarca casi toda la isla”, afirma David Hernández, biólogo e investigador de la Universidad de La Laguna.

Origen

No se sabe bien cómo llegaron a Tenerife, pero en 2010 se eliminó un foco en una urbanización de chalés en Tacoronte. Muchos vecinos no quisieron airear el asunto para que no se desplomara el precio de sus viviendas. En 2017, la empresa que había erradicado la plaga, Anticimex, detectó un nuevo foco en la zona.

Según un estudio reciente dirigido por David Hernández, las termitas se han extendido a los municipios de La Laguna, limítrofe con Tacoronte, y a Arona, a 60 kilómetros del foco inicial. “Al haber llegado a un punto tan distante, pueden estar en cualquier otro sitio”, afirma. También advierte de que pueden llegar al casco histórico de Tacoronte y La Laguna, con casas de gran valor patrimonial, o a viveros de plantas de la zona.

Vista aumentada de una termita.
Vista aumentada de una termita. David MOra

De 2017 hasta ahora, apenas se ha hecho nada. “Estaba muy focalizado en una urbanización y era competencia municipal. El Ayuntamiento tenía que haber actuado con más intensidad”, afirma el consejero de Medio Ambiente del Cabildo Insular, el socialista José Antonio Balbuena. “Nosotros convocamos al Cabildo y al Gobierno regional y se acordó que formaran una comisión para estudiar y resolver el tema”, responde el alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila, de Coalición Canaria. “Desde esa reunión se sabía que eran varios los municipios afectados”.

Aunque todavía no hay un diagnóstico oficial sobre los daños y la extensión de la plaga, el Cabildo prepara con el Gobierno regional un plan para erradicar la termita en 10 años con un presupuesto de cinco millones de euros, aunque el Ejecutivo regional cree que puede llegar a costar hasta 10 millones en cuatro años. El Cabildo prevé que se empiece después de verano. El Ayuntamiento de Tacoronte acaba de comprar 100 dispositivos insecticidas para actuar en las zonas que parecen más afectadas y en un mes aprobará una línea de subvención de 200.000 euros para particulares, que pueden conseguir tratamientos de erradicación efectivos por unos 3.000 euros. El tratamiento de una vivienda estándar necesita entre 20 y 30 dispositivos insecticidas.

Para la formación Sí Se Puede, es necesario declarar el estado de emergencia en la isla. “Las administraciones se están culpando unas a otras. Lo que pedimos es que haya coordinación institucional, protocolos y planes de acción para evitar que esto no se extienda”, afirma su portavoz Esteban Lorenzo. “Esto está pasando porque no hay control suficiente en puertos y aeropuertos de las mercancías, semillas o animales que entran en las islas”.

Peligro

Casa afectada por las termitas.
Casa afectada por las termitas.

“Es una especie tan peligrosa, que hay que actuar cuanto antes y en todos los focos que hay en la isla, tanto en zonas privadas como públicas”, aclara Hernández, que está colaborando con el Ayuntamiento. “Creemos que se puede erradicar. Pero si no lo consiguiéramos, habría que invertir permanentemente para controlarla y evitar mayores daños económicos”, añade.

Hay casos similares en la Península, donde existen dos tipos de termitas subterráneas autóctonas, la Reticulitermes grassei y la Reticulitermes banyulensis. No suelen atacar a las plantas y el clima no favorece tanto su actividad como en Canarias, pero han causado problemas. En 2008, la Junta de Andalucía dio una subvención de 522.000 euros al Ayuntamiento de Benamejí (Córdoba) para que erradicara una plaga de Reticulitermes grassei de su casco histórico.

Mientras tanto, Jesús, el hijo de Ana, rocía con lejía los marcos carcomidos de las puertas para intentar aplacar a las termitas y se niega a pagar para erradicarlas. “Esto es consecuencia de la falta de actuación del Ayuntamiento”, afirma. Pero no pueden abandonar su casa: “¿A dónde me voy yo? Nosotros somos humildes trabajadores”, dice Ana desbordada por la angustia.

Fuente: El Pais.com

Publicado el 4513Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2FcucarachasCucarachas2019-01-30+16%3A44%3A10FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D4513

Cucarachas

Cucarachas
CUCARACHAS CRIADAS CON INTELIGENCIA ARTIFICIAL

Una fábrica de cucarachas en china ahora usa inteligencia artificial. Una granja ubicada en la ciudad de Xichang y operada por una compañía farmacéutica tiene una producción anual de 6 mil millones de cucarachas adultas.

Para la gran parte de occidente, las cucarachas son insectos desagradables trasmisores de enfermedades. Pero para un sector de la industria china, estos animalejos son una excelente oportunidad de negocio debido a sus supuestas propiedades medicinales.
En China y otros países asiáticos, estos insectos se consumen fritos desde hace muchos años. Pero ahora, con la llegada de la inteligencia artificial, han comenzado a ser producidos a gran escala. Por ejemplo, una granja ubicada en la ciudad de Xichang y operada por una compañía farmacéutica tiene una producción anual de 6 mil millones de cucarachas adultas.

Los insectos son criados en un edificio de un tamaño equivalente al de dos campos deportivos, según lo que informa el diario South China Morning Post – SCMP. Dentro hay filas de estanterías que contienen a las cucarachas junto a contenedores abiertos con alimentos y agua en un ambiente cálido, húmedo y oscuro.
Al interior de la granja, los insectos pueden moverse libremente para buscar alimentos y reproducirse, pero no pueden salir. Un sistema de Inteligencia Artificial controla el criadero, regulando una serie de variables como la temperatura, las condiciones de humedad y el alimento disponible. El objetivo es que se reproduzcan lo más rápido posible.

Supuesto uso medicinal

Una vez que alcanzan la edad adulta, los insectos son triturados vivos y procesados para elaborar Kangfuxin, una poción que huele a pescado y es muy utilizada por la medicina tradicional china. Entre ellos se encuentran las afecciones respiratorias, gastroenteritis, y úlceras duodenales entre otras enfermedades.
“Realmente son una droga milagrosa”, Liu Yusheng, profesor de la Universidad Agrícola de Shandong y director de la Asociación de Insectos de la provincia de Shandong a The Telegraph. “Pueden curar una serie de dolencias y funcionan mucho más rápido que otras medicinas”, agregó.

El profesor explicó que además de su, controvertida, rápida acción, el Kangfuxin es más asequible a los consumidores chinos. “China tiene el problema del envejecimiento de la población”, explicó el profesor Liu. “Estamos tratando de encontrar nuevos medicamentos para personas mayores y estos generalmente son más baratos que los occidentales”, indicó. Un paquete que contiene dos botellas de 100 ml cuesta un poco más de 8 dólares.

Aunque la producción de cucarachas con fines medicinales es impulsada por el gobierno y su uso es común en los hospitales, no todos están convencidos. Especialmente los científicos. “Esta poción no es una panacea, no tiene un poder mágico contra todas las enfermedades”, dijo al SCMP una investigadora de la Academia China de Ciencias Médicas de Pekín, quien prefirió no ser identificada.

Catástrofe medioambiental

Además, esa inmensa concentración de insectos, así como la cría, en cautiverio no está libre de riesgos. El profesor Zhu Chaodong, de la Academia China de Ciencias de Pekín dijo que sería “catastrófico” si miles de millones de cucarachas fueran liberados al ambiente, ya sea por un error humano o un terremoto.
Para los casi 800.000 habitantes de Xichang, uno de esos accidentes podría ser “aterrador”, dijo Zhu. La granja también se encuentra cerca del aeropuerto Qingshan de Xichang. “Múltiples líneas de defensa deben estar en su lugar y funcionar adecuadamente para evitar el desastre de una liberación accidental”, dijo Zhu.

También existe la preocupación de que la reproducción intensiva y el cribado genético de la granja acelerarían la evolución del insecto y producirían “supercucarachas” de tamaño anormal y capacidad de reproducción, aunque Zhu dijo que era poco probable que esto sucediera. Aun así, éstas se multiplican tan rápidamente que, teniendo en cuenta el clima cálido de Xichang y la abundante lluvia, una docena de ellos podría infestar un vecindario entero.

Por algo las cucarachas han existido desde la época de los dinosaurios y han sabido sobrevivir a distintos periodos de extensión masiva. Un reciente estudio analizó su ADNy explicó su resistencia y porqué viven con nosotros.

Fuente: Diario El espectador
ANECPLA

Publicado el 4508Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Flos-microplasticosLos+micropl%C3%A1sticos2019-01-30+09%3A32%3A13FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D4508

Los microplásticos

Los microplásticos
Los microplásticos, un nuevo contaminante de la cadena alimentaria

La contaminación de la cadena alimentaria con microplásticos ha despertado recientemente un gran interés entre consumidores y científicos. Aunque la información disponible actualmente sobre los potenciales efectos adversos de los microplásticos en la salud humana es escasa y no existen por el momento requisitos regulatorios para controlar este tipo de contaminación, hay indicios de una necesidad urgente de cambiar esta situación.

La producción mundial de plástico fue de 335 millones de toneladas métricas en 2016 y, según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, cada año van a parar al océano más de 8 millones de toneladas de plástico.
Dentro de este grave problema de contaminación ambiental oímos hablar recientemente de los llamados microplásticos, pedazos diminutos de este material, que se están distribuyendo prácticamente por todas partes, incluidos los alimentos que comemos y el agua que bebemos.

Los microplásticos se están empezando a contemplar como una amenaza para la inocuidad de los alimentos, a pesar de que la evaluación de riesgos en este sentido es todavía muy incipiente y falta información cualitativa y cuantitativa sobre su ocurrencia, efectos adversos sobre la salud y modo de acción, para poderlos incluir como peligros potenciales en un plan de seguridad alimentaria.
Esta falta de información así como de estrategias de mitigación del riesgo para controlar la contaminación por microplásticos en la cadena alimentaria, hace que por el momento no existan requerimientos legales para aumentar la seguridad alimentaria humana contra la contaminación por plástico.

Microplásticos en todo el mundo

Dado su pequeño tamaño, los microplásticos escapan a los sistemas de filtración del agua y terminan en los océanos u otros cuerpos de agua. El uso extensivo e indiscriminado de envases de alimentos y bebidas, textiles sintéticos, pinturas, productos cosméticos o equipos electrónicos es también uno de los principales contribuyentes a la contaminación por microplástico en el medioambiente y la cadena alimentaria.
Preocupante es, además, que junto con el plástico, se dispersan también las sustancias químicas que se le añaden para mejorar sus propiedades, como plastificantes, colorantes, estabilizantes, etc. , que se introducen así también en la cadena alimentaria.
A nivel mundial, son seis materiales plásticos los que se utilizan más intensamente: polietileno (PE, densidad alta y baja), polipropileno (PP), cloruro de polivinilo (PVC), poliestireno (PS, incluyendo PS expandido o EPS), poliuretano (PUR) y tereftalato de polietileno (PET).


Microplásticos en la cadena alimentaria

Los microplásticos son muy persistentes en el medioambiente y representan una grave amenaza para los organismos marinos y de agua dulce, así como para los humanos, ya que se encuentran al final de la cadena alimentaria. La ingestión de agua contaminada con microplásticos es la principal vía de exposición para diversas especies acuáticas.

Otra vía de acumulación de microplásticos es la exposición externa, cuando los microplásticos entran en contacto con las superficies externas del organismo y se desplazan desde el exterior hacia el organismo, en mayor o menor intensidad dependiendo de la concentración y tamaño de las partículas plásticas, asi como de la naturaleza específica del organismo.
Investigaciones recientes han observado ingestión de microplásticos en peces, bivalvos y crustáceos incluidas especies de importancia comercial. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en un estudio de 25 especies de peces de importancia comercial realizado en 2016, se encontró que 11 contenían microplásticos.


Otro estudio publicado en 2014 constató que en los países europeos con un elevado consumo de crustáceos, los consumidores ingirieron hasta 11.000 partículas de microplástico por año, mientras que en los países con un bajo consumo de estos artrópodos los consumidores ingirieron una media de 1.800 microplásticos por año.
El problema no sólo se ha detectado en productos del mar sino también en la cerveza, la miel, la sal o el agua mineral.

Microplásticos y seguridad alimentaria

El estudio de la contaminación de los alimentos con partículas de plástico y su impacto sobre la seguridad alimentaria humana es un campo emergente, con muchas lagunas de conocimiento todavía. La evaluación de los posibles riesgos requiere conocer el peligro, es decir el potencial de causar efectos adversos, los niveles de exposición según las cantidades detectadas en los alimentos y sus efectos, mediante la identificación de las relaciones dosis-respuesta y los niveles umbral.

Como hemos comentado, los microplásticos pueden actuar como vehículos de contaminantes ambientales y también de químicos que se agregan durante su proceso de fabricación, como el estireno, metales tóxicos, los ftalatos, el bisfenol A, los bifenilos policlorados y los hidrocarburos aromáticos policíclicos, que pueden quedar absorbidos en la superficie de los microplásticos y formar sustratos. Estos contaminantes pueden transferirse a los tejidos del animal una vez que éste ingiere el plástico y deteriora funciones clave de su cuerpo.

Además, estudios han constatado la presencia de bacterias patógenas, como Vibrio spp., Escherichia coli y Bacillus cereus en los desechos de plástico. Todavía se desconoce si los organismos patógenos en los residuos plásticos sobreviven hasta el final de la cadena alimentaria., pero la comunidad científica ha expresado su preocupación por las posibles nuevas rutas de contaminación e introducción de patógenos, a través de los microplásticos, en el suministro de alimentos.
Igual que sucede con otros contaminantes químicos relevantes para la seguridad alimentaria, la acumulación potencial de microplásticos en la cadena alimentaria podría tener efectos adversos en la salud humana, ya que los seres humanos están muy probablemente expuestos a niveles más altos de microplásticos que, por ejemplo, los mariscos.

En estudios realizados en animales se han confirmado efectos adversos como disfunciones en la reproducción de animales marinos provocada por la exposición a microplásticos de poliestireno, disrupción endocrina en peces adultos de agua dulce por ingestión de polietileno o alteración de la expresión de genes en peces machos expuestos a plástico. En el caso de los efectos sobre la salud humana existe todavía un vacío de conocimiento.

Fuente: https://www.foodsafetymagazine.com/
Higiene Ambiental