Publicado el 5430Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fgel-para-cucarachasGel+para+cucarachas2019-04-30+12%3A08%3A21FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D5430

Gel para cucarachas

Evitar la aversión en cucarachas: prevenir en lugar de curar

cucarachas

Los cebos en gel para cucarachas han transformado los hábitos de trabajo de los profesionales del control de plagas en todo el mundo. Su excelente rendimiento, facilidad de uso y aplicación no disruptiva los convierten en la opción preferida en el tratamiento de áreas definidas. Sin embargo, algunas poblaciones de estos insectos han desarrollado aversión a los cebos y tienen la capacidad de transmitirla a su descendencia. Asi lo explica el Dr. Volker Gutsmann, de Bayer CropScience AG en Monheim (Alemania).

Evitar la aversión en las cucarachas: prevenir en lugar de curar

Durante más de dos décadas, en los EEUU se han observado poblaciones de cucarachas que no pueden ser controladas con cebos, y sin embargo no se ha podido confirmar en ellas resistencia a los insecticidas. La causa de este problema es el desarrollo de una aversión a los azúcares simples existentes en el cebo, que hace que eviten ingerirlo.

Volker Gutsmann, Product Development Manager en Bayer CropScience AG nos explica cómo surgió este problema en los EEUU, analiza la situación en Europa y presenta soluciones para evitar cambios de comportamiento en las cucarachas.

Historia de los cebos en gel para cucarachas

Los cebos en gel para cucarachas se introdujeron hace casi 25 años en EEUU, extendiéndose posteriomente con una gran aceptación a nivel global. La pulverización residual de superficie como única solución contra las infestaciones de cucarachas es algo que sólo los profesionales veteranos del control de plagas pueden recordar.

Con la introducción de los geles se eliminó la necesidad de realizar las aplicaciones en horarios nocturnos, mediante pulverizaciones, en comercios como restaurantes o establecimientos de la industria alimentaria. En comparación, el tratamiento con gel requería una cooperación mínima de los clientes y otorgaba un excelente control de las poblaciones de cucarachas, un hecho que se atribuye a la capacidad de los cebos para matarlas «varias veces».

El efecto primario del gel es matar a las cucarachas que consumen directamente el cebo, pero, además estos ejemplares intoxicados pueden ir a morir y/o defecar dentro del refugio. Allí, las larvas jóvenes, que no se aventuran a salir, dependen en gran medida de esos cadáveres y deposiciones fecales como alimento. De este modo, se produce un efecto letal secundario, conocido también como efecto «dominó».

Beneficios de los geles

Los geles para cucarachas han transformado los hábitos de trabajo de los técnicos de control de plagas en todo el mundo. En muchas situaciones, como en entornos residenciales, restaurantes, áreas sensibles y, en general, todas las situaciones de control donde las infestaciones de cucarachas se limitan a un área definida, los geles de cucarachas son el producto de elección. Su excelente rendimiento, facilidad de uso y ubicaciones discretas, junto con una forma de aplicación no disruptiva, son los beneficios que han hecho que este grupo de productos tenga un gran éxito.

Aversión a los cebos en Estados Unidos

Después de años de uso intenso, algo extraño sucedió en los Estados Unidos, a finales de los noventa: algunas poblaciones de cucarachas alemanas (Blatella germanica) resistieron al tratamiento con cebos en gel. Inmediatamente, los investigadores pensaron en la posibilidad de resistencia adquirida contra los ingredientes activos. Sin embargo, el problema afectó a geles que contenían distintos principios activos: fipronil, hidrametilnón e imidacloprid.

Al principio, este bajo rendimiento no fue común, pero con el tiempo aumentó su frecuencia y se extendió por diferentes áreas geográficas. Para entender lo que estaba pasando, se recopilaron cepas de campo para estudiarlas, con lo que quedó claro que el problema no se debia a una resistencia a las sustacias activas insecticidas, sino a cambios de comportamiento en las poblaciones de cucarachas. A algunas cucarachas alemanas parecia no gustarles ciertos ingredientes alimenticios presentes en el cebo y evitaban su ingesta.

En los primeros experimentos se constató que a algunas cepas de cucarachas alemanas ya no les gustaba la glucosa, un alimento normalmente muy atractivo para ellas, y por este motivo un ingrediente muy extendido en la composición de los cebos para controlarlas.

Normalmente, el comportamiento de estas cucarachas les sitúa en desventaja, ya que no explotan una fuente de alimento con alta energía. Sin embargo, el mismo comportamiento las protege cuando la glucosa está asociada a un ingrediente activo insecticida. Al evitarla, escapan al efecto letal del cebo.

Al reproducirse estas cucarachas, sus descendientes, a menudo, comparten la misma aversión hacia la glucosa. 

¿Y en Europa?

La gran pregunta que preocupa a los operadores europeos de control de plagas en este momento es si el mismo fenómeno está ocurriendo o podría ocurrir en Europa.

Hasta el momento, no hay una evidencia científica de que la aversión al cebo ya haya llegado a la UE. Se han reportado respuestas inusualmente lentas en cucarachas tratadas pero, hasta la fecha, no hay pruebas de que esto esté vinculado a la aversión a los cebos.  Además, estos casos inusuales no se han extendido a gran velocidad, como sucedió en los EE. UU en el cambio de milenio.

Una diferencia importante entre los EE. UU. y la UE está relacionada con los patrones de uso del producto. En los EE. UU., los geles para cucarachas han sido, y siguen siendo, notoriamente sobredosificados. Aunque una sobredosis leve es generalmente buena para los tratamientos con cebo (ya que los cebos no deben agotarse antes de que se resuelva el problema), la creación de depósitos de gel superfluos, que permanecen años en el lugar hasta que las nuevas cucarachas pasan por allí, puede ser un factor importante, que contribuye al desarrollo de un comportamiento alimenticio aberrante.

Estrategia clave: la rotación

El patrón de uso más dañino para aumentar la probabilidad de resistencia es el uso repetitivo del mismo producto. Cuanto más tiempo se use un solo producto, mayor será la probabilidad de que una plaga, con el tiempo, aprenda a lidiar con él. Durante muchos años, el concepto de rotación ha sido discutido en nuestra industria.

Sin embargo, es un avance real y una herramienta importante en la gestión de la resistencia. Desafortunadamente, en muchos casos se ha asociado la rotación tan solo al principio activo, sin tener en cuenta la matriz del cebo. Mientras se rotan los principios activos, se continuan utilizando productos con, esencialmente, los mismos ingredientes alimentarios, ya que la mayoría de los geles tienen una composición similar. No solo se debe rotar el principio activo, ya que las mutaciones y los cambios en el comportamiento de las cepas de cucarachas con aversión al cebo no se relacionan con el principio activo sino con los componentes alimenticios en la matriz del cebo.

“Bayer CropScience: es mejor estar vigilante y preparado.

Se debe enfatizar nuevamente, que el término producto tiene que extenderse más allá del ingrediente activo empleado, incluyendo los ingredientes alimenticios dentro de la matriz de cebo. Como se describió anteriormente, la resistencia no es solo resistencia (química) a un insecticida, sino también la resistencia de comportamiento a algunos componentes del cebo.

Como consecuencia, la rotación del producto, teniendo en cuenta la elección del ingrediente activo y también los componentes de los alimentos dentro de la matriz,  es una estrategia que reduce las posibilidades de que las cucarachas se adapten a un producto dominante.

Productos de cebo que ofrecen rotación bidimensional

Maxforce Platin, contiene un nuevo ingrediente activo, Clothianidin, y también una matriz completamente rediseñada, con carbohidratos complejos en lugar de azúcares simples, asociados a la aversión al cebo, y proteínas derivadas de plantas en lugar de las proteínas animales comunes. 

La eficacia futura de los productos de gel de cebo para cucarachas no se puede garantizar, pero tanto los fabricantes como los operadores de control de plagas pueden jugar un papel vital para mantenerlos efectivos el mayor tiempo posible.

Maxforce Platin: 100% nueva formulación diseñada para prevenir resistencias

Aversión en cucarachas: prevenir en lugar de curar

Gráfico 1: A) Cepa de laboratorio estándar de Blattella germanica que se alimenta de una fuente de alimento que contiene glucosa. B), Campo recolectado, la cepa anversa de cebo T-164 (aversión confirmada a la glucosa) evita el contacto con matrices que contienen glucosa.
(Fuente: Dr. Tom Macom, Bayer CropScience LP, EE. UU.)

Aversión en cucarachas: prevenir en lugar de curar

Gráfico 2: Adultos y ninfas de Blattella germanica alimentándose de Maxforce Platin (Fuente: Dr. Volker Gutsmann, Bayer CropScience AG, Alemania)

Volker Gutsmann Bayer CropScience AG

Fuente: Higiene Ambiental

Publicado el

Insecticidas más utilizados

Insecticidas

Insecticidas más utilizados

Insecticida cucarachas

  • Magnum gel cucarachas (jeringa 30 gr)
  • Maxforce gel cucarachas (jeringa 30 gr)

Insecticida hormigas

  • Fourmidor nexa gel hormigas
  • Magnum gel hormigas
  • Defens gel hormigas
  • Serpa contact GR (granulado 400 gr)

Insecticida concentrado emulsionable (chinches, pulgas, hormigas, cucarachas…)

  • Serpa ciper 20 (botella 1 litro)
  • Ecorex action (botella 1 litro)
  • Trinaper Plus (botella 1 litro)
  • Actibiol fogging (termonebulizable)

Insecticida en polvo (chinches, pulgas, hormigas, cucarachas…)

  • Ficam D (bote 3 kg)
  • Cipermetrina 0,5% (saco 5 kg)

Insecticida descarga total – aerosol (chinches, pulgas, hormigas, cucarachas…)

  • Solfac automatic forte (descarga total 150 ml)
  • Block Magic (aerosol 600 ml)

Insecticida humo (palomillas, cucarachas P. Americana…)

  • Fumicip (bote 12 pastillas, 50 metros cúbicos c/u)

Protector maderas (hongos, termitas, carcoma)

  • Corpofen Profesional JC-CTPI-3
  • Corpogel Plus (bidón 20 kg)
  • Xilix gel (bidón 20 litros)

Fitosanitarios (gas fumigante uso exclusivo profesionales)

  • Gastoxin-b (fosfuro de aluminio)
  • Quickphos-t (fosfuro de aluminio)

Fitosanitarios (insecticidas, fungicidas, raticidas…)

Consulte por el producto adecuado para cada problema, queremos ayudarte.

Publicado el 5081Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fproductos-almacenadosProductos+almacenados2019-03-26+09%3A24%3A21FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D5081

Productos almacenados

Insectos y envases alimentarios

seguridad alimentaria

Las infestaciones de insectos en productos alimentarios almacenados tienen opciones limitadas de tratamiento y, a menudo, implican pérdidas de producto o de la calidad del mismo, cuarentenas o en el peor de los casos, pérdida de la reputación de la marca. Por lo tanto, la prevención, tanto con medidas de higiene como en escoger el envasado adecuado del producto, es una herramienta clave.

La presencia de insectos en productos alimentarios almacenados puede generar altos costes asociados a la pérdida de producto dañado y a los necesarios y complejos tratamientos de desinsectación en este tipo de instalaciones. Además, una vez que se ha producido la infestación, el uso de materia prima a granel contaminada puede afectar a la calidad de los productos fabricados posteriormente con ella, desde alteraciones del sabor hasta del comportamiento de la materia.  Por otra parte, los productos que son afectados por insectos cuando su elaboración ya está terminada no se consideran aptos para el consumo y, por lo tanto, deben eliminarse.

Disminuir el riesgo

Mantener procedimientos adecuados de higiene y un programa de control integrado de plagas a nivel de fábrica reducirá el riesgo y evitará la mayoría de problemas generados por las infestaciones de insectos en alimentos almacenados.

También algunos procesos aplicables en la línea de producción, como el uso de máquinas desinfestadoras, (entoleter) dotadas de un disco giratorio de alta velocidad que mata los insectos por impacto y destruye sus huevos, o los procesos de tratamiento térmico permiten prevenir o controlar las infestaciones. En cambio, los tratamientos químicos que pueden utilizarse son limitados, debido a la sensibilidad de los productos alimenticios.

El punto crítico de riesgo en caso de infestación se alcanza cuando el producto ya ha sido tratado térmicamente, o se considera «acabado» después de pasar por una fase final de eliminación de organismos. Una vez  que el producto está empaquetado, los procedimientos de control de alta calidad que se dan en la fábrica pueden quedar limitados o perderse, una vez que los alimentos se almacenan y transportan. Es en este momento que el tipo de envase utilizado, y su capacidad de resistir a las plagas, es importante para mantener cierto control sobre la calidad de los alimentos durante más tiempo.

Tipos de insectos implicados

En general los tipos de insectos capaces de dañar los alimentos almacenados se clasifican en dos categorias: los penetradores y los invasores. Los primeros suelen morder el envase y atravesarlo, mientras que los segundos no son capaces de morder el envase pero tienen gran habilidad para introducirse a través de pequeños orificios o aberturas del mismo.

Algunos de estos insectos pueden situarse dentro de las dos categorias y, en la mayoría de especies, las larvas tienden a ser las más dañinas. Algunos de los más comunes son:

Penetradores
Invasores
Penetradores e invasores

Escarabajo de almacén
(Trogoderma glabrum)

Escarabajo mercante del grano
(Oryzaephilus mercator)

Gorgojo rojo de la harina
(Tribolium castaneum)

Gorgojo del arroz
(Sitophilus oryzae)

Carcoma dentada del grano
(O. surinamensis)

Gorgojo falso de la harina
(T. confusum)

Perforador del grano
(Rhyzopertha dominica)

Gorgojo de cuello cuadrado
(Cathartus quadricollis)

Larva de la polilla de las almendras
(Cadra cautella)

Gorgojo grande del grano
(Tenebrodes mauritanicus)

Carcoma aplanada del grano
(Cryptolestes pusillus)

Larva de polilla India de la harina
(Plodia interpunctella)

Escarabajo del pan
(Stegobium paniceum)

Larva de polilla del arroz
(Corcyra cephalonica)

El envase es importante

En varias de las especies, el atractivo para acceder al producto es el olor que este desprende. Los envases dañados o que no cierran de forma acurada permiten la filtración de olores, lo que atrae a los insectos. Un sellado hermético del producto es una medida preventiva que evita o limita la atracción de la plaga.

El material del envase es otro factor clave. Gran cantidad de embalajes suelen ser de papel y cartón con láminas de plástico incorporadas. Hay que tener en cuenta que el papel y el cartón son particularmente débiles cuando se trata de la resistencia a la penetración de los insectos.

Es importante encontrar un equilibrio entre el coste del envase y su resistencia a la penetración. Normalmente, a medida que aumentan las capas de embalaje también aumenta la protección y el coste; no es lo mismo una bolsa de papel que una bolsa sellada de plástico forrada con papel de aluminio. 

Por otro lado, también tenemos una tendencia creciente a las politicas medioambientales, que buscan minimizar la producción de residuos y aumentar el reciclaje, por lo que, cuanto menos embalaje mejor. Pero, eso si, con una función de barrera optimizada, con el material y el grosor adecuado. Hay que destacar también investigaciones realizadas en el campo de la producción de envases activos repelentes de insectos, que permiten proteger y conservar los productos alimenticios secos frente a las plagas de despensa.

Sin embargo, con el mercado masivo de productos a nivel mundial, no es fácil usar siempre envases resistentes a insectos. Los productores pueden en algunos casos confiar en sus procedimientos de higiene y control integrado de plagas en la fábrica, de modo que el envase barrera no se considere necesario, aunque este es un riesgo elevado en el caso de aquellos productos con un alto riesgo de ataques de este tipo de plagas.

Fuente: PCN

Higiene Ambiental