Publicado el 5081Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fproductos-almacenadosProductos+almacenados2019-03-26+09%3A24%3A21FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D5081

Productos almacenados

Insectos y envases alimentarios

seguridad alimentaria

Las infestaciones de insectos en productos alimentarios almacenados tienen opciones limitadas de tratamiento y, a menudo, implican pérdidas de producto o de la calidad del mismo, cuarentenas o en el peor de los casos, pérdida de la reputación de la marca. Por lo tanto, la prevención, tanto con medidas de higiene como en escoger el envasado adecuado del producto, es una herramienta clave.

La presencia de insectos en productos alimentarios almacenados puede generar altos costes asociados a la pérdida de producto dañado y a los necesarios y complejos tratamientos de desinsectación en este tipo de instalaciones. Además, una vez que se ha producido la infestación, el uso de materia prima a granel contaminada puede afectar a la calidad de los productos fabricados posteriormente con ella, desde alteraciones del sabor hasta del comportamiento de la materia.  Por otra parte, los productos que son afectados por insectos cuando su elaboración ya está terminada no se consideran aptos para el consumo y, por lo tanto, deben eliminarse.

Disminuir el riesgo

Mantener procedimientos adecuados de higiene y un programa de control integrado de plagas a nivel de fábrica reducirá el riesgo y evitará la mayoría de problemas generados por las infestaciones de insectos en alimentos almacenados.

También algunos procesos aplicables en la línea de producción, como el uso de máquinas desinfestadoras, (entoleter) dotadas de un disco giratorio de alta velocidad que mata los insectos por impacto y destruye sus huevos, o los procesos de tratamiento térmico permiten prevenir o controlar las infestaciones. En cambio, los tratamientos químicos que pueden utilizarse son limitados, debido a la sensibilidad de los productos alimenticios.

El punto crítico de riesgo en caso de infestación se alcanza cuando el producto ya ha sido tratado térmicamente, o se considera “acabado” después de pasar por una fase final de eliminación de organismos. Una vez  que el producto está empaquetado, los procedimientos de control de alta calidad que se dan en la fábrica pueden quedar limitados o perderse, una vez que los alimentos se almacenan y transportan. Es en este momento que el tipo de envase utilizado, y su capacidad de resistir a las plagas, es importante para mantener cierto control sobre la calidad de los alimentos durante más tiempo.

Tipos de insectos implicados

En general los tipos de insectos capaces de dañar los alimentos almacenados se clasifican en dos categorias: los penetradores y los invasores. Los primeros suelen morder el envase y atravesarlo, mientras que los segundos no son capaces de morder el envase pero tienen gran habilidad para introducirse a través de pequeños orificios o aberturas del mismo.

Algunos de estos insectos pueden situarse dentro de las dos categorias y, en la mayoría de especies, las larvas tienden a ser las más dañinas. Algunos de los más comunes son:

Penetradores
Invasores
Penetradores e invasores

Escarabajo de almacén
(Trogoderma glabrum)

Escarabajo mercante del grano
(Oryzaephilus mercator)

Gorgojo rojo de la harina
(Tribolium castaneum)

Gorgojo del arroz
(Sitophilus oryzae)

Carcoma dentada del grano
(O. surinamensis)

Gorgojo falso de la harina
(T. confusum)

Perforador del grano
(Rhyzopertha dominica)

Gorgojo de cuello cuadrado
(Cathartus quadricollis)

Larva de la polilla de las almendras
(Cadra cautella)

Gorgojo grande del grano
(Tenebrodes mauritanicus)

Carcoma aplanada del grano
(Cryptolestes pusillus)

Larva de polilla India de la harina
(Plodia interpunctella)

Escarabajo del pan
(Stegobium paniceum)

Larva de polilla del arroz
(Corcyra cephalonica)

El envase es importante

En varias de las especies, el atractivo para acceder al producto es el olor que este desprende. Los envases dañados o que no cierran de forma acurada permiten la filtración de olores, lo que atrae a los insectos. Un sellado hermético del producto es una medida preventiva que evita o limita la atracción de la plaga.

El material del envase es otro factor clave. Gran cantidad de embalajes suelen ser de papel y cartón con láminas de plástico incorporadas. Hay que tener en cuenta que el papel y el cartón son particularmente débiles cuando se trata de la resistencia a la penetración de los insectos.

Es importante encontrar un equilibrio entre el coste del envase y su resistencia a la penetración. Normalmente, a medida que aumentan las capas de embalaje también aumenta la protección y el coste; no es lo mismo una bolsa de papel que una bolsa sellada de plástico forrada con papel de aluminio. 

Por otro lado, también tenemos una tendencia creciente a las politicas medioambientales, que buscan minimizar la producción de residuos y aumentar el reciclaje, por lo que, cuanto menos embalaje mejor. Pero, eso si, con una función de barrera optimizada, con el material y el grosor adecuado. Hay que destacar también investigaciones realizadas en el campo de la producción de envases activos repelentes de insectos, que permiten proteger y conservar los productos alimenticios secos frente a las plagas de despensa.

Sin embargo, con el mercado masivo de productos a nivel mundial, no es fácil usar siempre envases resistentes a insectos. Los productores pueden en algunos casos confiar en sus procedimientos de higiene y control integrado de plagas en la fábrica, de modo que el envase barrera no se considere necesario, aunque este es un riesgo elevado en el caso de aquellos productos con un alto riesgo de ataques de este tipo de plagas.

Fuente: PCN

Higiene Ambiental

Publicado el 5073Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fcontrol-de-cucarachasControl+de+cucarachas2019-03-26+08%3A04%3A43FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D5073

Control de cucarachas

Nuevo método para el control de cucarachas: esterilización por edición genética

cucarachas

La cucaracha Blatella germanica es considerada como el paradigma de plaga que afecta a instalaciones donde se manipulan de alimentos, bares, restaurantes, hoteles y viviendas. Para combatirla, el uso de insecticidas es una de las principales opciones. Pero las crecientes restricciones en la autorización de sustancias activas biocidas y la aparición de resistencias entre los insectos nos lleva a buscar alternativas. Por ejemplo, la esterilización por edición genética.

Un equipo de investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) del CSIC-UPF proponen un nuevo método de control de cucarachas, inocuo para las personas y el medioambiente: modificar sus genes a través de la herramienta CRISPR-Cas 9 para esterilizarlas. 

El equipo del IBE lleva más de 35 años estudiando estos insectos y conocen bien su fisiología y endocrinología. Formaron parte, además, del equipo que secuenció y analizó el primer genoma de una cucaracha: Blattella germanica. Esta misma especie ha sido escogida ahora como modelo para investigar su modificación genética con el fin de crear cucarachas estériles. Un método específico, eficaz, inocuo para las personas y el medioambiente, y contra el que estos insectos no pueden crear resistencias.

Modificar los genes de fertilidad

Los científicos han identificado ya qué genes son clave para la reproducción de las cucarachas, cuya modificación puede provocarles esterilidad. El proyecto busca ahora financiación por crowdfunding a través de Precipita, para llevar a cabo las pruebas de edición del genoma.

Para ello, utilizaran la herramienta de edición genética CRISP-Cas 9,  diseñada para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula, de una manera muy precisa y totalmente controlada.

Para evaluar el resultado de las pruebas de edición del genoma, el equipo estudiará la morfología de los ovarios de las cucarachas tratadas y cuantificará los cambios de la expresión de los genes implicados en su desarrollo.

En caso de tener éxito en su solicitud de financiación, el estudio podrá extenderse además a otras dos especies de cucarachas muy comunes en España: Periplaneta americana y Blatta orientalis.

Sistema reproductor particular

La capacidad de reproducción de Blatella germánica es muy elevada. Cada hembra puede producir de 4 a 8 ootecas, en intervalos de aproximadamente un mes. Las ootecas son cápsulas con paredes resistentes, que contienen hasta 30 huevos cada una.

cucarachas

A diferencia de otras especies, Blatella germanica retiene la ooteca, de unos 6mm de longitud, en su abdomen justo hasta el momento antes de que eclosionen los huevos, entre 3 y 4 semanas después del apareamiento. 

La hembra suele colocar entonces la ooteca en un lugar protegido y cerca de una fuente de alimento. Después de eclosionar los huevos, las ninfas mudaran hasta siete veces hasta alcanzar la madurez, un ciclo que puede completarse en 3 meses y medio si la temperatura se mantiene alrededor de 25ºC.  

Fuente: SINC

Higiene Ambiental

Publicado el 4378Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Ftermitas-en-espanaTermitas+en+Espa%C3%B1a2019-01-16+20%3A13%3A24FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D4378

Termitas en España

Kalotermes flavicolis
¿Qué especies de termitas podemos encontrar en España?

Tan sólo un pequeño porcentaje de las especies de termitas conocidas se consideran plagas, pero estas pocas poseen un terrible potencial destructivo, capaz de provocar daños en edificios, estructuras, elementos del patrimonio histórico-artístico, asi como en cultivos y árboles ornamentales. Por tierras españolas también se distribuyen algunos de estos temibles insectos, entre los que destacan Kalotermes flavicollis, Reticulitermes grassei, Reticulitermes banyulensis y Cryptotermes brevis.

El hábitat natural de las termitas son los bosques y las sabanas, sin embargo, algunas especies viven en medios urbanos donde se alimentan de estructuras de madera o de otros productos de origen vegetal (cartón o papel) provocando en ocasiones daños irreparables, por ejemplo, por colapso de edificios, daños en el patrimonio de los ciudadanos o destrucción de piezas del Patrimonio Histórico-Artístico.
La mayor diversidad de estos insectos se da en las zonas tropicales, aunque se las puede encontrar también en nuestro país. Un artículo escrito por investigadores de la Universidad de Córdoba y publicado en el último boletín de la Sociedad Española de Entomología Aplicada (SEEA) nos explica las especies de termitas que viven en España, los daños que provocan y los métodos para su tratamiento y control.

Térmitas en España

Según los autores del estudio, en la España peninsular, incluyendo las islas Baleares, se conocen sólo tres especies de termitas que sean autóctonas: Kalotermes flavicollis, Reticulitermes grassei y R. banyulensis, mientras que en las islas Canarias se han citado tres especies más, Kalotermes dispar, Bifiditermes rogierae y Eutermes canariensis.

Por otro lado, tanto en España peninsular como en el archipiélago canario, se han citado especies alóctonas introducidas, siendo la más destacable Cryptotermes brevis, por constituir una plaga muy dañina.
De todas las especies citadas, se considera que K. flavicollis, C. brevis y las dos de Reticulitermes son las principales causantes de plagas en ambientes urbanos o agrícolas en nuestro país.

Kalotermes flavicollis

Es una especie que sólo admite una pareja reproductora en su colonia, que es de tamaño reducido y se ubica en el interior de troncos de madera. Kalotermes flavicollis es una especie problemática en España porque causa daños en cultivos leñosos (árboles frutales y viñas), también en árboles urbanos como los plátanos de sombra y es también causa de destrucción de estructuras de madera en inmuebles urbanos.

En varias ciudades se ha citado la presencia de K. flavicollis en el arbolado urbano, como Sevilla, Córdoba o Madrid pudiendo provocar la rotura de ramas de gran porte, que pueden causar daños a transeúntes. También se ha registrado su presencia en viviendas, causando daños en estructuras como marcos de puertas o ventanas y también en suelos de madera.
Al ser colonias circunscritas a la madera y de tamaño relativamente reducido, el tratamiento químico o mediante microondas es efectivo para su eliminación.

Soldados de termitas

Cryptotermes brevis

Es una especie originaria de Sudamérica y diseminado por todo el mundo mediante el transporte de mercancias. Sus colonias son algo más reducidas que las de K. flavicollis, contando generalmente con unos centenares de individuos.

Al proceder de una zona árida, de balance hídrico muy negativo (costa entre Chile y Perú), soportan bien la falta de humedad y pueden vivir en los muebles de las viviendas. Su localización es difícil, ya que cuando se detectan, sus colonias pueden haber generado ya algunos enjambrazones (salidas masivas al exterior del termitero de sexuados alados, con la función de fundar nuevas colonias) y colonizado otros muebles de la vivienda. Su presencia es reconocible por un pequeño montón de excrementos debajo del mueble afectado (parecido al montón de serrín de la carcoma).

Excrementos

La especie está bien establecida en Barcelona,Girona y Canarias. En San Sebastián se ha confirmado su presencia pero no se puede asegurar que se haya establecido.

El tratamiento depende de dónde se localice la colonia: si es un mueble, se puede incluir en una cámara o bolsa para hacer un tratamiento de atmósfera anóxica; pero si es una estructura del inmueble, deberá hacerse tratamiento químico o choque con microondas.

Reticulitermes banyulensis y R. grassei

Estas dos especies ibéricas ocupan áreas geográficas disjuntas (Figura 6), aunque en algunas zonas colindantes se pueden hallar ambas.
Pertenecen al grupo denominado termitas subterráneas, ya que tienen termiteros difusos, con núcleos de población dispersos e interconectados por galerías subterráneas, que pueden abarcar amplios territorios.

Mapa termitas EspañaConstituyen un grave problema cuando afectan a las ciudades, ya que si no se controlan a tiempo pueden ocupar grandes extensiones de los cascos urbanos, desde el nivel del suelo hasta varias plantas de altura.

Durante muchos años el tratamiento para su control se basaba en crear barreras químicas con sustancias tóxicas, a veces de gran persistencia. En ocasiones, estos tratamientos mal realizados provocaban la diseminación de la colonia, extendiendo el problema.

Actualmente, el método más empleado para su control es el de cebos con sustancias de baja toxicidad y efecto retardado, que actúan cuando las termitas efectúan la muda. Otra característica relevante de este tipo de productos es que permite su distribución por la colonia a través de los intercambios de comida en la colonia (trofalaxia), lo que acelera el proceso de eliminación.

Norma UNE 56418:2016

Dado el grave problema que representan las termitas en algunos municipios españoles, y con el objetivo de sistematizar las intervenciones de control de plagas de termitas subterráneas en núcleos urbanos, el comité técnico de AENOR AEN/CTN 56 “Madera y corcho” publicó en 2016 la primera versión de la norma UNE 56418 Protocolo de actuación en cascos urbanos afectados por ataques de termitas subterráneas.

Se trata de un protocolo de actuación recomendado para las administraciones públicas, organizaciones y empresas de control de plagas, en el caso de que un conjunto de edificaciones (cascos históricos, cascos urbanos, barrios, urbanizaciones, etc.) se vea afectado por un ataque de termitas subterráneas.

En la norma se establece un plan de actuación, que incluye una fase de activación (cuando se supone que puede haber una plaga de termitas), una fase de diagnóstico (para confirmar si son o no termitas), una fase de tratamiento (para la erradicación de las termitas) y finalmente una fase de mantenimiento y vigilancia.

Por otro lado, dado el desconocimiento general sobre los municipios afectados en España y para que sirva de información tanto para administraciones como para ciudadanos, se está elaborado un mapa de termitas de España, todavía en fase de desarrollo.

Fuente: M. Gaju-Ricart 1 , J. Carbonero-Pacheco y R. Molero-Baltanás: Las termitas en España, Boletín SEEA nº3, 2018

Estamos a vuestro servicio para eliminar la plaga de termitas. Solo tenéis que llamar al 928 33 23 46 y uno de nuestros técnicos evaluara la situación.

Ver vídeo termitero de Reticulitermes sp.