Publicado el 4721Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Ftermitas-tenerifeTermitas+Tenerife2019-02-21+15%3A16%3A14FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D4721

Termitas Tenerife

Una termita invasora muy destructiva afecta ya a tres municipios de Tenerife

A pesar de que la alarma se activó en 2017, hasta ahora no se ha empezado a actuar

Termitas Tenerife
Termitas de la especie ‘Reticulitermes flavipes’ detectadas en Tenerife. David MOra

Ana Valladares Castro enseña la caja de tranquilizantes que tiene en la cocina: “Estoy bajo vigilancia médica. Me han dado varios ataques de ansiedad y tengo la tensión por las nubes”. Por la noche oye el crepitar de la plaga de termitas invasoras que han tomado su casa en Tacoronte (Tenerife). Ya han llegado a otros dos municipios de la isla, a pesar de que la alarma se activó en 2017. Pero es ahora cuando se empieza a actuar.

Originaria de EE UU, la Reticulitermes flavipes es un tipo de termita invasora subterránea muy devastadora que se alimenta de la celulosa de maderas, plantas o libros. Puede destruir viviendas y su control y la reparación de daños cuesta anualmente millones de euros. Una decena de especies de insectos provoca pérdidas de 240.000 millones al año, según un estudio publicado en Nature Communications. .

Un vecino muestra los efectos de las termitas.
Un vecino muestra los efectos de las termitas. David MOra

Sus termiteros, que forman con barro y excrementos, tienen hasta un kilómetro de longitud, con colonias que pueden alcanzar millones de ejemplares. Ha llegado también a países como Francia o Italia y ciudades como París, pero en Tenerife, las altas temperaturas y la elevada humedad favorecen su actividad durante todo el año. “Pueden vivir a temperaturas que van de los cuatro grados centígrados a los 35, lo cual abarca casi toda la isla”, afirma David Hernández, biólogo e investigador de la Universidad de La Laguna.

Origen

No se sabe bien cómo llegaron a Tenerife, pero en 2010 se eliminó un foco en una urbanización de chalés en Tacoronte. Muchos vecinos no quisieron airear el asunto para que no se desplomara el precio de sus viviendas. En 2017, la empresa que había erradicado la plaga, Anticimex, detectó un nuevo foco en la zona.

Según un estudio reciente dirigido por David Hernández, las termitas se han extendido a los municipios de La Laguna, limítrofe con Tacoronte, y a Arona, a 60 kilómetros del foco inicial. “Al haber llegado a un punto tan distante, pueden estar en cualquier otro sitio”, afirma. También advierte de que pueden llegar al casco histórico de Tacoronte y La Laguna, con casas de gran valor patrimonial, o a viveros de plantas de la zona.

Vista aumentada de una termita.
Vista aumentada de una termita. David MOra

De 2017 hasta ahora, apenas se ha hecho nada. “Estaba muy focalizado en una urbanización y era competencia municipal. El Ayuntamiento tenía que haber actuado con más intensidad”, afirma el consejero de Medio Ambiente del Cabildo Insular, el socialista José Antonio Balbuena. “Nosotros convocamos al Cabildo y al Gobierno regional y se acordó que formaran una comisión para estudiar y resolver el tema”, responde el alcalde de Tacoronte, Álvaro Dávila, de Coalición Canaria. “Desde esa reunión se sabía que eran varios los municipios afectados”.

Aunque todavía no hay un diagnóstico oficial sobre los daños y la extensión de la plaga, el Cabildo prepara con el Gobierno regional un plan para erradicar la termita en 10 años con un presupuesto de cinco millones de euros, aunque el Ejecutivo regional cree que puede llegar a costar hasta 10 millones en cuatro años. El Cabildo prevé que se empiece después de verano. El Ayuntamiento de Tacoronte acaba de comprar 100 dispositivos insecticidas para actuar en las zonas que parecen más afectadas y en un mes aprobará una línea de subvención de 200.000 euros para particulares, que pueden conseguir tratamientos de erradicación efectivos por unos 3.000 euros. El tratamiento de una vivienda estándar necesita entre 20 y 30 dispositivos insecticidas.

Para la formación Sí Se Puede, es necesario declarar el estado de emergencia en la isla. «Las administraciones se están culpando unas a otras. Lo que pedimos es que haya coordinación institucional, protocolos y planes de acción para evitar que esto no se extienda», afirma su portavoz Esteban Lorenzo. «Esto está pasando porque no hay control suficiente en puertos y aeropuertos de las mercancías, semillas o animales que entran en las islas».

Peligro

Casa afectada por las termitas.
Casa afectada por las termitas.

“Es una especie tan peligrosa, que hay que actuar cuanto antes y en todos los focos que hay en la isla, tanto en zonas privadas como públicas”, aclara Hernández, que está colaborando con el Ayuntamiento. “Creemos que se puede erradicar. Pero si no lo consiguiéramos, habría que invertir permanentemente para controlarla y evitar mayores daños económicos”, añade.

Hay casos similares en la Península, donde existen dos tipos de termitas subterráneas autóctonas, la Reticulitermes grassei y la Reticulitermes banyulensis. No suelen atacar a las plantas y el clima no favorece tanto su actividad como en Canarias, pero han causado problemas. En 2008, la Junta de Andalucía dio una subvención de 522.000 euros al Ayuntamiento de Benamejí (Córdoba) para que erradicara una plaga de Reticulitermes grassei de su casco histórico.

Mientras tanto, Jesús, el hijo de Ana, rocía con lejía los marcos carcomidos de las puertas para intentar aplacar a las termitas y se niega a pagar para erradicarlas. “Esto es consecuencia de la falta de actuación del Ayuntamiento”, afirma. Pero no pueden abandonar su casa: “¿A dónde me voy yo? Nosotros somos humildes trabajadores”, dice Ana desbordada por la angustia.

Fuente: El Pais.com

Publicado el 4378Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Ftermitas-en-espanaTermitas+en+Espa%C3%B1a2019-01-16+20%3A13%3A24FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D4378

Termitas en España

Kalotermes flavicolis
¿Qué especies de termitas podemos encontrar en España?

Tan sólo un pequeño porcentaje de las especies de termitas conocidas se consideran plagas, pero estas pocas poseen un terrible potencial destructivo, capaz de provocar daños en edificios, estructuras, elementos del patrimonio histórico-artístico, asi como en cultivos y árboles ornamentales. Por tierras españolas también se distribuyen algunos de estos temibles insectos, entre los que destacan Kalotermes flavicollis, Reticulitermes grassei, Reticulitermes banyulensis y Cryptotermes brevis.

El hábitat natural de las termitas son los bosques y las sabanas, sin embargo, algunas especies viven en medios urbanos donde se alimentan de estructuras de madera o de otros productos de origen vegetal (cartón o papel) provocando en ocasiones daños irreparables, por ejemplo, por colapso de edificios, daños en el patrimonio de los ciudadanos o destrucción de piezas del Patrimonio Histórico-Artístico.
La mayor diversidad de estos insectos se da en las zonas tropicales, aunque se las puede encontrar también en nuestro país. Un artículo escrito por investigadores de la Universidad de Córdoba y publicado en el último boletín de la Sociedad Española de Entomología Aplicada (SEEA) nos explica las especies de termitas que viven en España, los daños que provocan y los métodos para su tratamiento y control.

Térmitas en España

Según los autores del estudio, en la España peninsular, incluyendo las islas Baleares, se conocen sólo tres especies de termitas que sean autóctonas: Kalotermes flavicollis, Reticulitermes grassei y R. banyulensis, mientras que en las islas Canarias se han citado tres especies más, Kalotermes dispar, Bifiditermes rogierae y Eutermes canariensis.

Por otro lado, tanto en España peninsular como en el archipiélago canario, se han citado especies alóctonas introducidas, siendo la más destacable Cryptotermes brevis, por constituir una plaga muy dañina.
De todas las especies citadas, se considera que K. flavicollis, C. brevis y las dos de Reticulitermes son las principales causantes de plagas en ambientes urbanos o agrícolas en nuestro país.

Kalotermes flavicollis

Es una especie que sólo admite una pareja reproductora en su colonia, que es de tamaño reducido y se ubica en el interior de troncos de madera. Kalotermes flavicollis es una especie problemática en España porque causa daños en cultivos leñosos (árboles frutales y viñas), también en árboles urbanos como los plátanos de sombra y es también causa de destrucción de estructuras de madera en inmuebles urbanos.

En varias ciudades se ha citado la presencia de K. flavicollis en el arbolado urbano, como Sevilla, Córdoba o Madrid pudiendo provocar la rotura de ramas de gran porte, que pueden causar daños a transeúntes. También se ha registrado su presencia en viviendas, causando daños en estructuras como marcos de puertas o ventanas y también en suelos de madera.
Al ser colonias circunscritas a la madera y de tamaño relativamente reducido, el tratamiento químico o mediante microondas es efectivo para su eliminación.

Soldados de termitas

Cryptotermes brevis

Es una especie originaria de Sudamérica y diseminado por todo el mundo mediante el transporte de mercancias. Sus colonias son algo más reducidas que las de K. flavicollis, contando generalmente con unos centenares de individuos.

Al proceder de una zona árida, de balance hídrico muy negativo (costa entre Chile y Perú), soportan bien la falta de humedad y pueden vivir en los muebles de las viviendas. Su localización es difícil, ya que cuando se detectan, sus colonias pueden haber generado ya algunos enjambrazones (salidas masivas al exterior del termitero de sexuados alados, con la función de fundar nuevas colonias) y colonizado otros muebles de la vivienda. Su presencia es reconocible por un pequeño montón de excrementos debajo del mueble afectado (parecido al montón de serrín de la carcoma).

Excrementos

La especie está bien establecida en Barcelona,Girona y Canarias. En San Sebastián se ha confirmado su presencia pero no se puede asegurar que se haya establecido.

El tratamiento depende de dónde se localice la colonia: si es un mueble, se puede incluir en una cámara o bolsa para hacer un tratamiento de atmósfera anóxica; pero si es una estructura del inmueble, deberá hacerse tratamiento químico o choque con microondas.

Reticulitermes banyulensis y R. grassei

Estas dos especies ibéricas ocupan áreas geográficas disjuntas (Figura 6), aunque en algunas zonas colindantes se pueden hallar ambas.
Pertenecen al grupo denominado termitas subterráneas, ya que tienen termiteros difusos, con núcleos de población dispersos e interconectados por galerías subterráneas, que pueden abarcar amplios territorios.

Mapa termitas EspañaConstituyen un grave problema cuando afectan a las ciudades, ya que si no se controlan a tiempo pueden ocupar grandes extensiones de los cascos urbanos, desde el nivel del suelo hasta varias plantas de altura.

Durante muchos años el tratamiento para su control se basaba en crear barreras químicas con sustancias tóxicas, a veces de gran persistencia. En ocasiones, estos tratamientos mal realizados provocaban la diseminación de la colonia, extendiendo el problema.

Actualmente, el método más empleado para su control es el de cebos con sustancias de baja toxicidad y efecto retardado, que actúan cuando las termitas efectúan la muda. Otra característica relevante de este tipo de productos es que permite su distribución por la colonia a través de los intercambios de comida en la colonia (trofalaxia), lo que acelera el proceso de eliminación.

Norma UNE 56418:2016

Dado el grave problema que representan las termitas en algunos municipios españoles, y con el objetivo de sistematizar las intervenciones de control de plagas de termitas subterráneas en núcleos urbanos, el comité técnico de AENOR AEN/CTN 56 «Madera y corcho» publicó en 2016 la primera versión de la norma UNE 56418 Protocolo de actuación en cascos urbanos afectados por ataques de termitas subterráneas.

Se trata de un protocolo de actuación recomendado para las administraciones públicas, organizaciones y empresas de control de plagas, en el caso de que un conjunto de edificaciones (cascos históricos, cascos urbanos, barrios, urbanizaciones, etc.) se vea afectado por un ataque de termitas subterráneas.

En la norma se establece un plan de actuación, que incluye una fase de activación (cuando se supone que puede haber una plaga de termitas), una fase de diagnóstico (para confirmar si son o no termitas), una fase de tratamiento (para la erradicación de las termitas) y finalmente una fase de mantenimiento y vigilancia.

Por otro lado, dado el desconocimiento general sobre los municipios afectados en España y para que sirva de información tanto para administraciones como para ciudadanos, se está elaborado un mapa de termitas de España, todavía en fase de desarrollo.

Fuente: M. Gaju-Ricart 1 , J. Carbonero-Pacheco y R. Molero-Baltanás: Las termitas en España, Boletín SEEA nº3, 2018

Estamos a vuestro servicio para eliminar la plaga de termitas. Solo tenéis que llamar al 928 33 23 46 y uno de nuestros técnicos evaluara la situación.

Ver vídeo termitero de Reticulitermes sp.

Publicado el 3944Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fplaga-de-termitasPlaga+de+termitas2018-12-27+18%3A20%3A08FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D3944

Plaga de termitas

Termita subterranea
Más de un centenar de viviendas en Tenerife han tenido que ser tratadas por termitas subterráneas.

Apenas superan el centímetro de largo, sin embargo, su capacidad destructiva no tiene límites. Originaria de EE. UU., la Reticulitermes flavipes, conocida como termita subterránea oriental o del este, es una de la más dañina del planeta y ha llegado hasta nuestro país, concretamente a las islas Canarias donde se está haciendo fuerte en muy poco tiempo. Y es que, en menos de un año y medio, este insecto se ha convertido en una auténtica pesadilla para miles de ciudadanos canarios que están siendo testigos de cómo, sin hacer ni un mínimo ruido, esta plaga silenciosa está haciendo estragos en sus viviendas. Más de un centenar de ellas han sido ya tratadas en tres de los principales municipios de Tenerife: Valle de Guerra, La Laguna; Los Cristianos, Arona; y Tacoronte, su principal foco. También las plantaciones, e incluso los postes de señalización están siendo su principal objetivo.

“Cuando una plaga de termitas es detectada”, explica la directora general de ANECPLA, Milagros Fernández de Lezeta, “ya es demasiado tarde. El daño que van causando poco a poco estos insectos ni se oye ni se percibe, por eso cuando los síntomas de su actuación se convierten en evidentes es signo de que el daño causado ya es enorme y, en muchos casos irreparable”.
Por ese motivo, desde la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental reclaman que la Inspección Técnica de Edificios (ITE), obligatoria cada década para edificios que superen los 30 años de antigüedad, establezca los medios necesarios para determinar si hay presencia de organismos xilófagos. Una medida que, a juicio de esta asociación, minimizaría los inmensos daños causados por este pequeño insecto, y que, además de las molestias causadas, económicamente superan cada año los millones de euros.

No es la primera vez que este año las termitas hacen acto de presencia. Una plaga de termitas que parecía estar erradicada en Castro del Río, emblema en Córdoba de la artesanía en madera de olivo, hace unos meses que ha encontrado un nuevo foco, esta vez en la zona de la Dehesilla.
También en Andalucía, en los juzgados de Estepa, este verano han tenido que realizar una desinfección exprés para poder seguir con las sesiones con normalidad. Y el pasado mes de octubre, el colegio público Gesta, en Oviedo, tuvo que ser cerrado durante unos días, consecuencia de una plaga de termitas dispuesta a arrasar con todo lo que se interpusiera en su camino. La lista es larga y evidencia así un relevante problema que desde ANECPLA consideran imprescindible atajar de una vez por todas.

“Es fundamental realizar controles periódicos de todas aquellas instalaciones susceptibles de convertirse en foco de termitas”, advierte la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental. También, insiste en contratar los servicios de empresas especializadas para introducir los biocidas pertinentes y erradicar la plaga.
La termita subterránea tiene una gran capacidad de destrucción y puede acceder a zonas donde otras no pueden, de ahí que sea un insecto tan dañino. Otra de sus características es que forman colonias que se expanden por túneles de barro. Estos túneles hacen a la vez de conexión entre diferentes lugares, lo que facilita su desplazamiento y propagación. Asimismo, el factor humano influye en cuanto a que puede ser dispersada de manera no intencionada, por ejemplo, a través de la venta de árboles.

Nueva norma UNE 56418:2016
Esta nueva norma regula el protocolo de actuación en cascos urbanos afectados por termitas subterráneas que deberán seguir las administraciones públicas, organizaciones y empresas de control de plagas. Así, La Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), ha colaborado en la redacción de la norma, elaborada por el Comité Técnico de AENOR AEN/CTN 56 Madera y Corcho.
Esta nueva norma tiene como objetivo sistematizar las intervenciones de control de plagas de xilófagos tanto en edificio como en entornos de núcleos urbanos. La normativa “se presenta como una recomendación de protocolo de actuación a seguir por las administraciones públicas, organizaciones y empresas de tratamientos en el caso de que un conjunto de edificaciones (cascos históricos, cascos urbanos, barrios, urbanizaciones, etc.) se vea afectado por un ataque de termitas subterráneas”, resume la directora general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental, Milagros Fernández de Lezeta.

I Congreso de EXPOCIDA-MADERA 2019 en Bilbao
Como resultado de la preocupación de ANECPLA por este tema surge EXPOCIDA-Madera 2019, la primera edición de un congreso que abordará, desde distintos enfoques y perspectivas, el mundo de la madera, sus usos y aplicaciones y los retos que este material plantea al sector. Organizado por ANECPLA, en colaboración con ASEPLA-Euskadi, esta primera edición de EXPOCIDA-Madera tendrá lugar en el Bizcaia Aretoia de Bilbao los próximos días 7 y 8 de marzo y en él se darán cita un buen número de expertos que expondrán las nuevas alternativas a los tratamientos químicos antixilófagos tradicionales que existen, a día de hoy, además de abordar los métodos existentes en el diagnóstico y elaboración de informes patológicos.
Otro de los temas de actualidad que el Congreso abordará será la presencia de termitas en el patrimonio arquitectónico, cómo esta circunstancia causa pérdidas anuales de gran envergadura -cifradas en millones de euros- y cómo puede plantearse la intervención de los expertos en gestión de plagas, tanto en el momento de la detección como desde un punto de vista preventivo.

Detección y prevención unidos a la innovación en el sector
Las termitas son insectos sociales que viven en colonias y que tienen una gran capacidad de reproducción. No son fáciles de localizar ya que huyen de la luz y sólo, en algunos casos, puede delatarlas una especie de cordón terroso pegado a la pared o a las cornisas o voladizos. Si golpeamos alguna de las zonas que podrían estar afectadas y se rompe o se queda hueco, casi con toda seguridad estará plagado de termitas. Las termitas subterráneas son las más peligrosas y pueden llegar a provocar graves daños en relativamente poco tiempo.
Los lugares carentes de ventilación, con humedad, y en general, faltos de mantenimiento y limpieza, son el hábitat idóneo para su asentamiento. En materia preventiva, ANECPLA recomienda, entre otras medidas, controlar que no se produzcan humedades en las viviendas y, en caso de inundación, el área afectada debe secarse con la mayor celeridad posible por medio de ventilación y calor para que las termitas no ataquen los rodapiés, el parqué o los cercos de las puertas. No obstante, lo más aconsejable será recurrir a expertos en el tratamiento de esta plaga que, en caso de no tratarse con los métodos adecuados, puede perdurar por mucho tiempo en el edificio.
En este sentido, ANECPLA confía en que el avance de nuevas formas de detección seguirá creciendo a buen ritmo al igual que lo ha hecho en los últimos tiempos. Una de las últimas innovaciones que se han incorporado al sector posibilita la visualización previa del estado de las estructuras de los edificios. Otras están encaminándose a la posible aplicación de georradares que permitan fotografiar los elementos por dentro.
Por último, subrayar que, a nivel de administración de fincas, sus gestores son responsables de la contratación de las empresas y tienen también la responsabilidad de garantizar que estos espacios gocen de óptimas condiciones higiénico-sanitarias y de un servicio de mantenimiento y control de plagas adecuado que ayude a prevenir, erradicar y controlar la población de organismos nocivos que, en algunos casos, pueden constituir un riesgo para la salud, además de acarrear importantes daños económicos y estructurales. A la hora de seleccionar a una empresa experta, ANECPLA recomienda además seguir los siguientes criterios:

– La empresa tiene que estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas/Biocidas.
– El personal técnico debe estar capacitado oficialmente como especialista.
– Los productos utilizados deben estar registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

ANECPLA es la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental. Constituida en 1992, asocia a más de 480 empresas que representan, aproximadamente, el 85% del volumen de facturación del sector en España, y cuyos principales objetivos se centran en la consolidación de un sector profesionalizado que vele por la salud pública y el medio ambiente y la lucha contra el intrusismo.

Información a usuarios y profesionales:
ANECPLA
Tel: 91 380 76 70
anecpla@anecpla.com
www.anecpla.com

Etiquetas: carcomas, hongos, insectos, termitas, tratamientos maderas, xilofagos, control de plagas, plaga de termitas

Fuente: ANECPLA