Publicado el

Pájaros en Canarias

Guirre Fuerteventura
Descubren pájaros en Canarias que se hacen mascarillas de barro.

El CSIC anuncia que hay guirres en Fuerteventura que recurren a la cosmética como forma de comunicación.

Antes y después de la sesión de cosmética de un guirre al que sigue el CSIC, está anillado, en Canarias – De la Riva/BBC

Los biólogos que siguen a la población de guirres de Fuerteventura se preguntaban hace tiempo por qué un ave de plumas blancas presenta con mucha frecuencia tintes rojizos; un equipo del CSIC acaba de descubrir la respuesta: el ave más emblemática de Canarias se maquilla con barro.
Tres investigadores de la Estación Biológica de Doñana, Thijs van Overveld, Manuel de la Riva y José Antonio Donázar, publican este mes de mayo en ‘Ecology’, del que se hace eco BBC, un trabajo que introduce a esta variedad de alimoche endémica de Canarias a la reducida lista de aves que utilizan elementos externos para cambiar su apariencia, en la que ya figuran algunas grullas o la perdiz nival.
Estos tres científicos se reconocen “emocionados” de poder enseñar al mundo cómo los guirres de la isla más árida de Canarias utilizan el barro rojizo que encuentran en algunos barrancos con fines todavía no muy claros, pero que consideran “cosméticos”.

Los científicos de Doñana remarcan que la población de guirres de Fuerteventura ha estado tan amenazada que casi todos sus individuos (unos 300) están anillados con marcas identificativas, por lo que es posible distinguir a cada uno cuando se les observa.
“Determinados días es posible identificar hasta 150 individuos en alguno de los comederos que tienen en la isla. Al observar esos lugares, nos dimos cuenta de que pájaros cuyas plumas son blancas presentaban un tono rojizo variable en partes del cuello y la cabeza. Además, algunos guirres son completamente blancos, mientras que otros lucen un tono rojo en casi todo el cuerpo”, relatan.
Los biólogos del CSIC sospechaban de dónde provenía la coloración e hicieron un experimento: acudieron a un comedero de guirres y colocaron en el suelo dos baldes, uno con agua limpia y otro con barro elaborado con el polvo rojizo típico de la isla.
Casi nada más darse cuenta de la existencia del balde de barro, explica en su artículo, una hembra adulta se fue hacia él, comenzó a mirarlo y escarbar con sus patas y finalmente se frotó ambos lados de la cabeza con el lodo.
En las cinco horas siguientes, otros 18 guirres de diferentes edades y sexos hicieron lo mismo -incluso tres repitieron-, mientras que solo uno optó por bañarse en el agua.
Van Overveld, De la Riva y Donázar no descartan que bañarse con lodo pueda servir a las aves para protegerse de bacterias o virus, pero subrayan que no tienen ninguna duda de que los guirres buscan con ese comportamiento algún tipo de comunicación visual, dado “su efecto evidente sobre un ave que, de lo contrario, es blanca”.
En otras aves que también “se maquillan”, como el quebrantahuesos (especie con la que están emparentadas los alimoches), ese comportamiento se ha asociado con algún tipo de jerarquía social o con la exhibición del dominio de algún tipo de recurso “preciado”.
El CSIC no cree que sea el caso de los guirres, porque se ha observado a individuos de todo sexo y edad pintarse con barro y porque el lodo en Fuerteventura puede escasear, pero “no es un recurso limitante”.

“Pese a sus condiciones semiáridas, en Fuerteventura hay estanques permanentes, salvo en años muy secos, y muchos barrancos tienen agua algunos meses”, apunta el artículo.
Lo autores recuerdan, además, que, mientras los quebrantahuesos son solitarios, es frecuente ver a muchos guirres juntos. De hecho, por el comedero que controla la Estación de Doñana pasan hasta 100 guirres y los conflictos entre ellos se limitan a algunos ejemplares concretos, “lo que sugiere unos altos niveles de reconocimiento”.
“Nuestro trabajo añade un comportamiento nuevo e inusual al ya impresionante repertorio de comportamientos de los guirres y abre excitantes oportunidades para investigar hipótesis alternativas que expliquen la cosmética de las aves y otras formas de comunicación no vocal entre los pájaros en general”, concluye el artículo de Ecology.

Fuente: ABC CANARIAS

Publicado el

Anillos a las palmeras contra roedores

Palmeras
Parques y Jardines pone 3.000 anillos a las palmeras contra los roedores
Las láminas metálicas evitan que los ratones trepen y dañen los cogollos de los árboles.

Parques y Jardines pone 3.000 anillos a las palmeras contra los roedores.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha comenzado a instalar en varios miles de palmeras situadas en los parques públicos de la ciudad, anillas anti trepadoras para evitar que los roedores puedan acceder a los cogollos de estos árboles y causar destrozos que pueden acabar con la muerte del vegetal. La colocación de anillas comenzó a finales de noviembre y hasta ayer ya se habían instalado más de 200 en ejemplares de palmeras Phoenix y Washintonia. El objetivo del área de Parques y Jardines es colocar 3.000 anillas en otras tantas palmeras en los próximos seis meses.
Estas anillas están hechas de láminas de acero galvanizado que van atornilladas entre ellas para no afectar a los troncos de las palmeras. Se colocarán a una altura aproximada del tronco del árbol de 2,5 metros de altura y su anchura es de 33 centímetros, suficiente para evitar que los roedores trepen hasta el cogollo de la palmera. La inversión prevista para desarrollar esta intervención durante los próximos seis meses es de 100.000 euros.
“Hemos decidido instalar estas anillas como el método más eficaz que existe para controlar el acceso de los roedores a las copas de las palmeras porque estos animales suelen trepar por los troncos para comerse el palmito y las támbaras que crecen en ellas”, explicó la concejala de Fomento, Servicios Públicos y Carnaval, Inmaculada Medina.
Los lugares en los que se van a instalar estas 3.000 anillas a las palmeras son: los jardines del Parque Romano, los de la Fuente Luminosa, Barranquillo Don Zoilo, Juan XXIII, jardines del Hotel Santa Catalina, Parque Doramas, Lomo Los Frailes, La Mayordomía, plaza de Santa Ana y Espíritu Santo, parque Santa Catalina, Paseo de Chil y Obispo Romo. Las prioridades de intervención se centran en los parques con dotaciones recreativas infantiles y deportivas, parques de perros y prioridades establecidas por los servicios de salud pública.

“Con estas 3.000 palmeras que vamos a anillar vamos a garantizar el cuidado y el mantenimiento de nuestra flora más representativa, la de las palmeras, unos árboles que en muchas ocasiones sufren la pérdida del cogollo o mueren, por efecto de estos animales que trepan y se comen las copas, y que incluso anidan en ellas. Evitaremos en gran medida con esta intervención, que se produzcan accidentes con personas por la caída de cogollos, unos incidentes que ya dejaron algún triste recuerdo en años anteriores. Es un método pionero en los jardines públicos de la ciudad cuyos efectos valoraremos en los próximos meses por si fuera necesario extender el anillado a más ejemplares”, concluyó Inmaculada Medina.

Fuente: La Provincia

Publicado el

La bicicleta eléctrica

Bicicleta eléctrica
La alternativa perfecta es la bicicleta eléctrica.

El boom de las bicicletas eléctricas lleva unos años acompañándonos, su uso se extiende cada día más y eso se debe a los enormes beneficios que proporciona, ya que utilizarlas de manera continuada puede ayudar a nuestra salud, a cuidar el medio ambiente y sobretodo mejora sensiblemente la movilidad en lo que a ciudad se refiere.

La alternativa perfecta es la bicicleta eléctrica
Las limitaciones de circulación en ciudad, el intenso tráfico o la dificultad para aparcar en el centro, muchas veces hacen de nuestro día a día un autentico reto que puede llegar a desesperarnos si lo que utilizamos es un coche. Con el tiempo se han ido buscando alternativas al modo de transporte tradicional y hemos podido asistir a un auge en el uso de las bicicletas, y en concreto las eléctricas. Esta opción mas sostenible es la primera para mucha gente, sobretodo en el norte de Europa, donde su uso está mas generalizado. Las ventajas son enormes, y tanto nuestro cuerpo como nuestro entorno lo agradecerán. Pero ¿Qué beneficios proporciona?

Ahorrar tiempo
Uno de los mayores beneficios a la hora de comprar una bicicleta eléctrica es el ahorro en el tiempo que circulamos por ciudad, ya que se trata de un modo de transporte que nos permite movernos por donde queramos, desde zonas peatonales hasta vías principales. Su uso no está restringido a una cierta edad y permite poder “aparcar” allí donde queramos, sea cual sea el lugar de destino. La fluidez mejora, la necesidad de aparcamiento se vuelve mínima y los motores eléctricos permiten que lleguemos antes que con una bicicleta tradicional. Los beneficios en este sentido no faltan.

Ahorrar dinero
Los gastos asociados a la utilización de medios de transporte tradicionales son bien conocidos por todos, el precio de la gasolina, el gasto asociado al aparcamiento regulado o los costes en términos de mantenimiento del vehículo son algunos de ellos. En este sentido la bicicleta eléctrica mejora nuestras expectativas. No solo es un modo de transporte que resulta barato en comparación con un coche debido principalmente al precio de la gasolina, también permite ahorrar en aquellos costes que pueden derivar del cuidado del vehículo como es, la visita a un taller, la inspección de la ITV o el cambio de una simple rueda.

Mejorar nuestra salud
Los beneficios en cuanto a tiempo y dinero que nos ofrece la bicicleta eléctrica son muchos, pero es la salud la que de verdad se ve beneficiada por la utilización de este método de transporte. No solo se trata de una forma de ejercicio anaeróbico que mejora nuestra forma física a corto y largo plazo, es una forma de llevar un día a día activo que nos aleja del sedentarismo, un problema cada vez más común fruto de la rutina diaria. Mejora la circulación de nuestra sangre a parte de ser un “desestresante” natural y nos ayuda a evitar posibles enfermedades cardiovasculares. Nuestro cuerpo nos lo agradecerá.

Comodidad
Esta ventaja radica en el hecho de que las bicicletas son vehículos de fácil uso. Como se ha señalado anteriormente no requieren una plaza de parking y no dependen de elementos como la gasolina. Por otro lado, los motores eléctricos de los que disponen la mayoría de los nuevos modelos permiten un autonomía mayor en cuanto a potencia eléctrica se refiere, lo que evita que tengamos que pedalear en las temidas cuestas o lleguemos sudando al trabajo.

Fuente: twenergy.com / Borja Quiroga Martínez / Ambientum.com