Publicado el 8280Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fplaga-termitas-tenerifePlaga+termitas+Tenerife2019-07-19+13%3A36%3A38FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D8280

Plaga termitas Tenerife

La plaga de termitas, incontrolada en Tenerife

Detectan un nuevo foco de la temible especie invasora ‘Reticulitermes flavipes’ en El Boquerón, cerca ya de la zona metropolitana de La Laguna y amenazando con entrar en el área Patrimonio de la Humanidad

La plaga de termitas, incontrolada en Tenerife. DA

La plaga se extiende y lo hace más rápido de lo que se creía. Las termitas subterráneas invasoras (Reticulitermes flavipes) que hasta ahora se localizaban en tres puntos concretos (Juan Fernández y Tagoro, en Tacoronte, y Valle de Guerra, en La Laguna) han aparecido en un nuevo foco que acerca el problema de forma preocupante a la zona metropolitana. Así lo confirmó a DIARIO DE AVISOS el alcalde de Tacoronte, José Daniel Díaz (NC), tras la reunión que mantuvo ayer con los vecinos afectados por esta plaga en la que informó de la aparición de este nuevo punto. “Hemos tenido un positivo en una zona cercana a la carretera Tacoronte-Tejina, muy próxima a la entrada de El Boquerón, en el límite con La Laguna. Esto supone que la plaga se aleja bastante de la zona de afección o positivos que teníamos hasta ahora y que se encontraban localizados en el área conformada por Juan Fernández, Tagoro y Valle de Guerra, en la zona de invernaderos”, explicó Díaz a este periódico.

El alcalde mostró su extrema preocupación por este positivo porque “esto ya plantea que la termita, al menos en un caso concreto, en una propiedad, se encuentra en el límite con La Laguna. Es un punto de la carretera de Tacoronte-Tejina, pero solo a 100 metros del término municipal vecino”, añadió.

El alcalde detalló que, con la detección de este nuevo foco, Tacoronte ha visto cómo se duplican los cálculos iniciales de la afección de esta plaga que devora la madera de casas y cultivos y que, hasta ahora, ha sido imposible de erradicar. “Si tenemos en cuenta ese punto como el límite máximo de la plaga, eso significa que nos vamos al doble del terreno que habíamos calculado inicialmente”, indicó.

Los pasos a dar ante esta nuevo y alarmante dato pasan, explicó el alcalde de Tacoronte, por trasladar la información a La Laguna y exigir al Gobierno de Canarias una reunión urgente para abordar el problema. “A La Laguna ya le hemos trasladado la información para que lo tengan en cuenta, porque estamos hablando de un foco a 100 metros del término municipal de La Laguna. Con respecto al Gobierno de Canarias estábamos esperando a la toma de posición para pedir una reunión urgente con el consejero José Antonio Valbuena, que conoce este problema de primera mano porque ya lo trató en el Cabildo”.

La magnitud real del problema la tendrá Tacoronte cuando el biólogo de la Universidad de La Laguna, David Hernández, entregue las conclusiones del estudio que está realizando en el municipio y que ha permitido adelantar la aparición de este último foco. “Todavía estamos esperando el estudio de David Hernández con todas las estacas que ha repartido por el municipio y que nos dará la dimensión exacta del problema incluyendo esta nueva información”, señaló Díaz.

El regidor tacorontero aprovechó para agradecer la colaboración ciudadana que también ha permitido la localización de otros puntos de aparición de las termitas. “Gracias a las llamadas al 012 del Gobierno de Canarias, una opción que mucha gente desconoce y que permite avisar para que se vaya a confirmar si hay termitas de este tipo en su casa, se han ido generando más focos en lugares en los que inicialmente no había estacas positivas. Esto nos permite añadir información y comprobar que la plaga se mueve de forma discontinua”, detalló el alcalde.

Por este motivo, Díaz pidió a La Laguna que se ponga “manos a la obra” y haga el mismo trabajo de localización realizado por Tacoronte dada la gravedad de la nueva información. “La situación empieza a ser preocupante si tenemos en cuenta este tipo de movimientos en la plaga puesto que, hasta ahora, la expansión había sido muy lenta. Salvo el foco puntual de Arona, la plaga ha estado localizada en la misma zona de Valle de Guerra, Juan Fernández y Tagoro”.

El alcalde tacorontero quiso trasladar a los vecinos que desde la Concejalía de Medio Ambiente, su responsable, Carmela Díaz, “tiene, desde el primer día, como objetivo primordial el control y erradicación de la plaga”. En cuanto a su labor como alcalde en esta crisis, “estoy trabajando para hacer un control efectivo de la plaga, con un cerco en el que podamos decir que está controlada y después empezar una fase de erradicación completa y eficaz”. En ese trabajo, adelantó, “nos hemos puesto en contacto con otros responsables en otros lugares como la isla de Terceira, en Azores, que se encuentra afectada por esta plaga y cuya experiencia nos puede ayudar”.

Díaz también quiso destacar la nueva asociación de afectados que se conformó en la tarde de ayer. “Ya ha quedado constituida y ahora la registraremos en el Gobierno de Canarias para que también presione, junto con el Ayuntamiento, en la búsqueda de una mayor implicación y sensibilidad con este problema”.

La especie Reticulitermes flavipes, es un tipo de termita invasora subterránea muy devastadora que se alimenta de la celulosa de maderas, plantas o libros. Puede destruir viviendas y su control y la reparación de daños cuesta anualmente millones de euros, en países como Estados Unidos. El primer foco data de 2010 en una urbanización de chalés en Tacoronte. Se erradicó, pero se encontró un nuevo foco en 2017 en la misma zona, y, desde entonces, no ha parado de moverse.

Fuente: El Español

Publicado el 5660Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Fcontrol-cucarachasControl+de+cucarachas2019-05-14+10%3A32%3A51FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D5660

Control de cucarachas

Control de cucarachas: conocimiento es poder

cucarachas

El uso de cebos en gel se ha convertido en el principal método para controlar las cucarachas en entornos urbanos, por su precisión y mayor seguridad. Sin embargo, sacar el máximo partido a esta herramienta es casi un arte, que conjuga un conocimiento profundo de la biologia y el comportamiento de estos insectos con la correcta elección y aplicación de cebos de alta atracción y apetencia. Asi lo explicó el entomólogo Steve Broadbent en PestEx 2019.

El comportamiento de las cucarachas, y sus implicaciones para el uso de cebos en el control de sus poblaciones, fue el tema de una brillante presentación del entomólogo Steve Broadbent en el Salón PestEx 2019, celebrado en Londres el pasado mes de marzo, de la que a continuación recogemos algunos aspectos.

El primer cebo comercial para controlar cucarachas en ambientes urbanos se vendió en 1896, en el Reino Unido y Estados Unidos,  y consistia en fósforo agregado a una pasta de harina endulzada. Desde entonces, los cebos han evolucionado mucho, hasta llegar a los sofisticados geles, que se introdujeron en el mercado a finales de los 90 y que se han convertido en el principal método de control dentro de los  programas de control de cucarachas urbanas.

En comparación con las formulaciones de pulverización residual, los cebos para cucarachas son generalmente menos tóxicos y dejan menos residuos, ya que se aplican en dosis bajas y precisas, directamente cerca de los refugios de las cucarachas o de sus áreas de actividad conocidas. En consecuencia, su uso se prioriza en ambientes sensibles como zoológicos, espacios infantiles, áreas eléctricas y en la industria alimentaria.

Aprendizaje y reconocimiento específico de nutrientes

Para que un cebo resulte atractivo en un entorno urbano, en el que existe una diversidad de fuentes de alimento disponibles, debe contener nutrientes limitados y únicos en el ambiente, ya que el valor nutricional de los alimentos tiene un impacto muy significativo durante el desarrollo y la reproducción de las cucarachas. Consumen carbohidratos principalmente durante la primera semana después de la eclosión, es decir, durante el primer estadio de vida y la cantidad requerida va disminuyendo en cada estadio posterior. En contraste, requieren proteína durante todas las etapas de la vida, aunque en una proporción menor

A pesar de tener una estructura nerviosa relativamente simple, con un cerebro formado por la fusión de tres pares de ganglios nerviosos, las cucarachas son capaces de seleccionar los nutrientes que necesitan para corregir las deficiencias nutricionales que surgen de alimentarse de fuentes de alimento desequilibradas. Y, al parecer lo consiguen a través de un proceso conocido como aprendizaje específico de nutrientes.

Aprenden cuales son los nutrientes que más necesita su cuerpo y luego los buscan. Este aprendizaje asociativo se ha reportado en Blatella germanica y Periplaneta americana, siendo capaces de asociar el olor de un alimento con las proteínas requeridas presentes en él.

Control de cucarachas: conocimiento es poder

Este hecho tiene gran importancia en el desarrollo de los cebos para cucarachas, ya que es vital tener dentro del cebo una fuente de alimento que proporcione una dieta completa y equilibrada, con todos los nutrientes requeridos por el insecto, para optimizar su éxito.

Normalmente en las matrices de los cebos se incluyen tres macronutrientes: carbohidratos, lípidos y proteínas, aunque es esencial  incluir ingredientes adicionales para proporcionar una fuente de alimento completa. Los cebos que se basan únicamente en azúcares obtienen resultados mucho menos óptimos.

Atraer y estimular la ingestión del cebo

Además de un buen equilibrio nutricional, también son importantes para el cebo los elementos estimulantes de la atracción y de la apetencia, para conducir a la cucaracha hasta el cebo y para conseguir que consuma grandes cantidades de éste y del tóxico que contiene.

Es posible, pero difícil, que un alimento reúna estas dos características. Una sustancia atrayente no necesariamente estimulará la ingestión, y de forma similar, un alimento con gran apetencia puede no atraer a las cucarachas hasta el cebo. Introducir elementos que aporten una buena combinación de atracción y apetencia es clave para que el insecto ingiera suficiente cantidad del mismo. 

La cantidad de cebo que el insecto consuma en una única ingestión es muy importante, especialmente si tenemos en cuenta los efectos tóxicos secundarios. Si la cucaracha consume suficiente tóxico, no solo morirá ella sino que se producirá la transferencia del veneno a otros individuos, ya que las cucarachas que consumen grandes cantidades de cebo defecan y regurgitan más sustancias que contienen el tóxico.

Los estimulantes de la ingestión a menudo son específicos de cada especie, aunque las mezclas de estas sustancias con frecuencia muestran efectos sinérgicos. Esto significa que, al combinar diferentes estimulantes podemos mejorar en gran medida el rendimiento de un cebo para cucarachas.

Las cucarachas no se alimentan al azar

Una vez más, la estructura simple del cerebro de las cucarachas sorprende por la complejidad de las actividades que pueden realizar estos insectos, de movimientos principalmente nocturnos, y el conocimiento que desarrollan respecto a su entorno.

Estudios realizados con Blatella germánica muestran que las cucarachas son totalmente conscientes de la distribución espacial de alimento y agua en su entorno localizado. Contrariamente a lo que pueda pensarse, estos estudios muestran que las cucarachas no se alimentan al azar, y que de hecho, son muy eficientes en sus desplazamientos entre los alimentos, las fuentes de agua y sus refugios.

Aunque las cucarachas viven en grupos agregados, se alimentan en su entorno de forma individual, utilizando el conocimiento que adquieren por si mismas. Y lo hacen mediante un proceso de integración de información, en forma de olores o señales visuales, adquiridos en excursiones de forrajeo anteriores, que les permite desarrollar su propio sistema de orientación. La cucaracha actualiza constantemente este conocimiento base, con la dirección y la distancia hasta nuevos puntos en su entorno, ya sean de alimento, agua o refugio, que quedan vinculados a señales olfativas y visuales.

En un entorno nuevo, en el que estas señales aprendidas están ausentes, las cucarachas alemanas exploran en un patrón aleatorio, que cubre todas las superficies accesibles en el entorno circundante. Una vez que encuentran una fuente de alimento interesante, integran su posición en su base de datos de navegación, vinculándola con señales visuales y olfativas, y relacionando su posición, en términos de dirección y distancia hasta su refugio. En futuras expediciones de forrajeo, se desplazaran directamente, más o menos tomando la ruta más corta, hasta la ubicación memorizada, lo que mejora enormemente su eficiencia en conseguir alimento.
Curiosamente, tienden a poner mayor énfasis en las señales olfativas cuando buscan fuentes de alimentos y en las señales visuales cuando regresan a sus refugios.

La edad marca el comportamiento

La actividad de forrajeo y el comportamiento de las cucarachas está determinado por su edad y el estadio vital en que se encuentran.  Por ejemplo, las ninfas de estadios tempranos se alimentan de manera similar, mientras que las que se encuentran en el quinto estadio muestran patrones de integración del camino y evolucionan hacia un comportamiento de alimentación más eficiente.

Parece que cuando eclosionan por primera vez, las ninfas de primer y segundo estadio rara vez abandonan sus refugios. Sólo a medida que se desarrollan en estadios posteriores, se aventuran a ir más lejos. En el quinto estadio, son muy activas en proceso de integración de forrajeo y navegación.

Este es un aspecto importante a tener en cuenta para que el programa de cebado tenga éxito. En las poblaciones naturales de cucarachas, alrededor del 60% de la población consiste en ninfas. Por lo que es vital eliminar todas las etapas de ninfas, particularmente en el primer y segundo estadio, que podrían no ser el objetivo de un programa estándar de cebado en gel.

¿Dónde colocar el cebo?

Dado que sabemos que las cucarachas establecen redes complejas de información para conectar sus alimentos y fuentes de agua con su refugio, podemos intentar entender cómo perciben los cebos y cual es su mejor ubicación.

Estudios realizados con Blatella germanica demuestran que las cucarachas prefieren alimentarse de un cebo de gel en lugar de una fuente de alimento anterior, cuando el cebo se coloca en una ubicación nueva, a aproximadamente la misma distancia de su refugio que su fuente de alimentación actual. 

En cambio, cuando el cebo de gel se usa para reemplazar la fuente de alimento original en el mismo lugar, y también cuando el cebo de gel se coloca más lejos que su fuente de alimento original, las cucarachas ignoran el cebo en gran medida. Al reemplazar el alimento conocido con el cebo, las cucarachas notan una discrepancia y el resultado más probable es que eviten el cebo. Posiblemente identifican este cambio como una amenaza potencial y cambian su comportamiento para explorar y buscar una fuente de alimento más familiar, que coincida con su información almacenada.

Por lo tanto, la ubicación de los cebos es importante, independientemente de su palatabilidad. 

c

Los cebos deben colocarse lo más cerca posible de los refugios de cucarachas, aplicados en muchas gotas pequeñas en múltiples ubicaciones. Esta disposición proporciona una mayor eficacia de control que simplemente colocar unas pocas gotas grandes o manchas de cebo.

Uno de los motivos para colocar diversos puntos de cebo es evitar el comportamiento agresivo entre las cucarachas. Los ejemplares dominantes protegeran de forma agresiva una fuente de alimento preciada y atacaran a otras cucarachas en etapas tempranas de la vida, o a individuos menos vigorosos, para defender su alimento.

Mientras que los individuos dominantes moriran después de ingerir la toxina, es poco probable que las cucarachas expulsadas de la fuente de alimento regresen a él, ya que habrán agregado esa experiencia a su base de conocimientos y se mantendrán alejados del área en el futuro.

Por lo tanto, los programas de cebado pueden obtener mejores resultados usando trampas de monitoreo para identificar la ubicación de los refugios de las cucarachas y luego colocar cebos cerca de estos lugares claramente identificados.

Fuente: www.pestmagazine.co.uk, Higiene Ambiental

Publicado el 5658Deja un comentariohttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2Ftransporte-de-alimentosTransporte+de+alimentos2019-05-14+10%3A10%3A53FUMIGACIONES+CANARIAShttps%3A%2F%2Ffloresalud.net%2F%3Fp%3D5658

Transporte de alimentos

Transporte de alimentos a granel a temperatura no regulada

seguridad alimentaria

Determinados productos alimentarios procedentes de la producción primaria, como cereales enteros, frutos secos con cáscara o semillas de oleaginosas, no necesariamente requieren para su transporte un contenedor exclusivo para alimentos. La Agència Catalana de Seguretat Alimentària ha publicado un documento de buenas prácticas para ayudar al operador a identificar los posibles peligros de seguridad alimentaria en estos casos y propone acciones para evitarlos.

El transporte a granel de materias primas destinadas a la alimentación humana  requiere el control de aquellos peligros que puedan amenazar la inocuidad del producto final. En este sentido, el expedidor, el transportista y el receptor de la carga comparten la responsabilidad en la seguridad del producto mientras se encuentra en la fase de transporte.

Con el documento Buenas prácticas en el transporte de materias primas alimenticias a granel a temperatura no regulada, la Agència Catalana de Seguretat Alimentària (ACSA) pretende ayudar al operador a identificar aquellos peligros probables y tomar las acciones pertinentes para evitarlos.

El transporte de determinados productos alimentarios procedentes directamente de la producción primaria no necesariamente requiere de un contenedor exclusivo para alimentos. El Documento de orientación sobre la aplicación de determinadas disposiciones del Reglamento (CE) 852/2004 relativo a la higiene de los productos alimentarios detalla ciertos productos primarios a los que se puede aplicar este caso. Estarian, por ejemplo, el cereal entero o con salvado para consumo humano (elaboración de harinas) o animal (piensos), los frutos secos con cáscara y las semillas de oleaginosas (girasol, colza, soja).

Sin embargo, son igualmente necesarias buenas prácticas para asegurar la inocuidad de los alimentos transportados.

Transporte de alimentos a granel a temperatura no regulada

Identificación y trazabilidad 

Es necesario mantener un registro completo sobre la limpieza y las cargas transportadas, durante 6 meses. Existe la responsabilidad compartida de que la carga no se contamine por otras de trayectos anteriores, por lo que el transportista tiene que facilitar, a la persona expedidora y a quien recibe la carga, la información de las 3 cargas anteriores y los métodos de limpieza y desinfección utilizados en el medio de transporte, con el fin de valorar los posibles peligros.

El registro debe recoger información sobre: 

  • Los datos del medio de transporte.
  • Las cargas anteriores en orden cronológico con las fechas y horas de carga y descarga.
  • La fecha del transporte.
  • Datos de la expedición.
  • Datos de la recepción.
  • Certificado de limpieza o documento acreditativo

Limpieza de los contenedores

Los contenedores de alimentosdeben mantenerse limpios y en buen estado de mantenimiento para evitar la contaminación por peligros biológicos (microorganismos), físicos (restos de partículas) y químicos (restos de sustancias químicas), asi como la posible presencia de ingredientes alérgenos que puedan producir una contaminación cruzada entre cargas.

El nivel de limpieza variarásegún los peligros asociados a la carga:

  • Nivel básico: Limpieza en seco,
    Aplicable en cargas secas, como cereales. La materia sólida se elimina mediante succión, barrido o raspado de toda la superficie interna del contenedor para asegurar la eliminación de cualquier resto. Para evitar que se levante mucho polvo y haya dispersión de suciedad lo más recomendable es la succión.
  • Nivel medio: Limpieza con agua
    Se aplica en caso de que con el nivel básico queden restos y se tenga que completar con agua a presión. También en el caso de cargas secas alimenticias y de sustancias húmedas o de productos químicos, por ejemplo, aditivos.
    Después de una limpieza en seco se aplica agua potable, fría o caliente, con bastante presión para arrastrar los sólidos o restos de sustancias químicas. Si es necesario hay que secar con ventilación o secador de aire caliente, ya que el contenedor debe estar perfectamente seco para la próxima carga.
  • Nivel elevado: limpieza con agua y detergente 
    Aplicable cuando la carga sea de naturaleza grasienta, por ejemplo las semillas de oleaginosas. Después de una limpieza de nivel medio, se aplica un detergente autorizado para uso en la industria alimentaria. Es muy importante un correcto enjuague, para no contaminar cargas posteriores con restos de detergentes. Si es necesario, realizar el secado.
    Con el fin de extraer los restos de naturaleza grasienta con más facilidad se recomienda el uso de agua a temperatura elevada, pero sin superar los 60ºc para que los restos proteínicos no coagulen y se adhieran a las superficies. En estos casos es mejor un detergente alcalino. Si, por el contrario, se tienen que retirar restos calcáreos, mejor un detergente ácido.
  • Nivel muy elevado: Limpieza con agua, más detergente y desinfectante 
    Se aplica en el caso de cargas microbiológicamente perecederas o si se sospecha que la carga anterior estaba contaminada microbiológicamente.
    Después de aplicar una limpieza de nivel elevado se aplica un desinfectante autorizado, con actividad biocida y que sea apto para uso en industria alimentaria, que asegure la inactivación de cualquier peligro biológico. Para que sea más efectivo, hay que aplicarlo con agua caliente y se recomienda dejar actuar 5 minutos los desinfectantes para que hagan efecto.
    Es muy importante un enjuague adecuado, con el fin de no contaminar cargas posteriores con restos de detergentes y/o desinfectantes.Finalmente, en caso necesario, secar.
Transporte de alimentos a granel a temperatura no regulada

Instrucciones de limpieza

  • Empezar siempre por el punto más alto del vehículo y finalizar por el más bajo.
  • Utilizar siempre agua potable y sustancias aptas para el uso al cual se destinan (detergente, desinfectante, desincrustante, desengrasante, etc).
  • Seguir las instrucciones de uso adecuado de estas sustancias, incluidas en la ficha técnica y ficha de datos de seguridad de las mismas.
  • Si la limpieza y la desinfección la lleva a cabo quien hace el transporte tiene que disponer de la documentación acreditativa. Si la limpieza la realiza otra persona, quien hace el transporte tiene que disponer de la factura (por ejemplo, factura del punto del lavado, donde se especifique el servicio) y siempre facilitarla a la persona titular de la carga a fin de que complemente sus controles.
  • El enjuague tiene que asegurar la ausencia de restos de productos detergentes, desinfectantes, desincrustantes, etc.
  • Las partes exteriores del vehículo no necesitan una limpieza tan exhaustiva, pero igualmente se tienen que utilizar productos adecuados para el contacto alimentario para evitar contaminaciones cruzadas.
  • Se tiene que verificar el sistema de limpieza y el de desinfección para garantizar su eficacia.
  • En caso de cargas en polvo con ingredientes alergénicos, por ejemplo, una harina de trigo o cargas en polvo de algún producto químico, como aditivos, la limpieza tiene que garantizar que no habrá contaminaciones cruzadas con cargas posteriores.
  • Quien hace el transporte tiene que incorporar al registro de cargas y limpieza efectuados los productos que ha utilizado y cuál era la carga previa a esta limpieza.

Buenas prácticas en el transporte de materias primas alimenticias a granel a temperatura no regulada, ACSA, 2019

Fuente: Higiene alimentaria