Publicado el

Control biológico de plagas

El Ayuntamiento de Girona tiene previsto liberar miles de insectos en la ciudad este año con el fin de ejercer un control biológico sobre plagas en la vegetación urbana de parques, calles y jardines. Con este método, que aumenta la biodiversidad y disminuye los residuos químicos, el consistorio prevé reducir molestias a los vecinos y ahorrar 24.000 euros anuales en un futuro.

El control biológico de plagas
MariquitaEl control biológico de plagas en especies vegetales está basado en la incorporación de fauna útil para regular las poblaciones de especies consideradas plaga en lugar de aplicar plaguicidas de síntesis química.

Este control requiere, en primer lugar, la identificación de la plaga existente, su ciclo biológico, la densidad de la misma y la especie vegetal afectada. A partir de aqui se escoje el organismo más adecuado para reducir la población de la plaga y los daños que esta ocasiona.

Un ejemplo ilustrativo puede ser el pulgón. La población de este organismo se puede controlar con el Aphidius colemani, un himenóptero que deposita sus huevos en el interior del pulgón. En caso de que la plaga de pulgón tenga una densidad elevada, la incorporación del parásito no es suficiente. En este caso resulta más eficiente introducir un depredador, como la Adalia bipunctata, un coleóptero cuyas larvas en el estadio maduro son capaces de depredar hasta 100 individuos de pulgón al dia.

Si bien los resultados no son tan rápidos como en la aplicación de productos fitosanitarios, el control biológico de este tipo de plagas ofrece importantes ventajas a nivel medioambiental.

Ecologia y ahorro en Girona
En Girona los insectos serán liberados de forma controlada en determinados barrios y se prevee que en el plazo de cinco años serán extendidos por toda la ciudad, eliminando así el uso de insecticidas para el control de plagas en la vegetación.

El concejal de Sostenibilidad, Enric Pardo, declaró a Efe que el uso de pesticidas plantea molestias a los vecinos a los que se debe advertir con anticipación del día de la fumigación para que cierren las ventanas de sus casas además de los peligros de su toxicidad y de los costes económicos porque “debe realizarse de noche y pagar horas extra al personal”.

Asimismo añadió que el uso de pesticida producía la eliminación no sólo de los parásitos sino también de otras especies beneficiosas, como las abejas.

Los depredadores que se introducirán en Girona para combatir la plaga de pulgón de tilos y plataneros son la Aphidius colemani, Anthocoris nemoralis y la Adalia bipuntata, las dos primeras similares a una avispa y la última una especie de mariquita.

Para luchar contra la araña roja y la cochinilla se emplearán otros pequeños insectos como el Anagyrus pseudococi y el Cryptolemus.

El concejal afirmó que “el consistorio gasta anualmente 24.000 euros en fumigar la vegetación de las vías públicas, cantidad que se dedicará a la introducción de los invertebrados en los distintos barrios para después hacer sólo tareas de mantenimiento ya que se reproducirán por si solos”. De este modo se espera reducir considerablemente la partida presupuestaria a medio plazo.

Be Sociable, Share!
StumbleUponEmail
Deja un comentario