Publicado el

Tren Gran Canaria transporte sostenible

¡Tren para GC, Metro para LPGC,Ya!

Cien centímetros no es un metro

Golpes a la Lapa. «En la capital insular se han empeñado en circular en sentido opuesto a lo que el transporte público se refiere. En Europa han apostado de forma decisiva por el uso del metro o el tranvía»

Rubén Naranjo
Las Palmas de Gran Canaria

Conocido es el caso de aquel chofer que circulaba en sentido contrario por una autopista, cuando acertó a escuchar en la radio un aviso que alertaba al resto de automovilistas, de que un conductor suicida venía sembrando el caos.

Sin inmutarse, exclamó sobre la marcha: – ¡Cómo que uno, son cientos…! Algo así sucede en Gran Canaria, y más concretamente en la Transporte sosteniblecapital insular, donde se han empeñado en circular en sentido opuesto a lo que al transporte público se refiere. Mientras en esa Europa a la que tanto nos gusta copiar y parangonarnos, han apostado de forma decidida por el uso del metro o el tranvía, o en su caso el tren, como alternativa de transporte público confortable, rápido, fiable, actual y seguro, aquí, apenas se menciona dicha posibilidad, enseguida saltan como saltapericos afirmando que en una ciudad como Las Palmas de Gran Canaria, o en el corredor del Sureste, es algo absolutamente inviable. Todo lo más, dicen, hay que potenciar las guaguas y construir más aparcamientos, pues con eso se soluciona, vuelven a decir, la cada vez más problemática cuestión de la movilidad en la ciudad o entre poblaciones.

Uno que no entiende mucho de números, por aquello de ser de Letras, y encima hasta las letras se le amontonan, no termina de comprender de qué «rentabilidad» estamos hablando, cuando en el propio Estado español, la práctica totalidad de las grandes urbes, muchas de ellas con una población semejante o inferior a Las Palmas de Gran Canaria, ya cuentan con metro o con tranvía, o se plantean su instalación en un futuro inmediato. Así, además de Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao que disponen de metro, Palma de Mallorca acaba de inaugurar una línea, mientras que se hallan en construcción los de Sevilla y Málaga. En Murcia, el secretario general del PSOE murciano Pedro Saura, candidato a la presidencia de dicha Comunidad, incluyó en su programa electoral destinar entre 800 y 900 millones de euros a la construcción de un metro. Precisamente esta ciudad acaba de inaugurar un tranvía, que se ha querido aprovechar como parte de los fastos electoralistas del PP en aquella población, al igual que en la vecina capital santacrucera han hecho las huestes áticas. En Zaragoza, no sin polémica, también será una realidad a corto plazo la construcción de dos líneas de tranvía.

Siguiendo esta relación, la candidata socialista a la alcaldía de Valladolid, Soraya Rodríguez, planteó mejorar el transporte en la capital castellana con la instalación de cinco líneas de tranvía, comprometiéndose a finalizar la primera de las cinco líneas proyectadas, antes de acabar la próxima legislatura, si es que ganaba las elecciones. Los empresarios vallisoletanos, consideran que se trata de una propuesta «interesante» y que bien merece «un debate social». Por su parte, en Córdoba, el ayuntamiento de esta ciudad andaluza ya ha decidido la creación de dos líneas de tranvía en el casco urbano, para lo que cuenta con el respaldo financiero de la Junta de Andalucía. En Alicante el tranvía es ya una realidad, mientras que en Vigo y A Coruña se ve viable y necesaria su instalación. Al respecto, el economista A. García González-Llanos señala que «los estudios muestran que constituye una alternativa viable en ciudades de tamaño entre 200.000 y un millón de habitantes, y puede operar con flujos de 2.000 a 20.000 pasajeros/hora». Apunta además que «se trata de un modo de transporte urbano más flexible y menos costoso que el metro convencional; más económico de operar, más eficiente, ecológico y rápido que el vehículo privado y el autobús».

En la isla redonda, los intereses creados vienen luchando y manipulando lo indecible, arguyendo la inviabilidad económica para evitar la instalación de un tren o un tranvía, cuando resulta que con nuestros impuestos estamos financiando su instalación en otros lugares, sin ir más lejos, en Tenerife. Y como decíamos al principio, resulta incomprensible que sean tantos los que van en metro o tranvía en dirección contraria, mientras que en Gran Canaria estamos bien seguros de ir en la dirección correcta, enganchados al coche o, como mal menor, nos morimos de asco esperando la guagua, en tanto dejamos escapar el tren del progreso…

http://www.canarias7.es/articulo.cfm?Id=58849&dia=29/06/07

_________________
Ferrocarriles de Gran Canaria y Metro de Las Palmas de Gran Canaria

Fuente: www.floresalud.es/forum/

Be Sociable, Share!
StumbleUponEmail

Un comentario en “Tren Gran Canaria transporte sostenible

Deja un comentario